CAROL SOLÍS

 

Y así es como quedo,

arrastrando mi melancolía hasta el máximo,

tratando de solapar la nostalgia,

esta que queda cuando se trata de vos.

 

Y sí, lo sé, todo es un sueño,

y mientras este dura, siento cómo el sentimiento

camuflado de felicidad

me arrebata e invade mi mente y mi cuerpo.

 

Pero al despertar, no llega la calma,

solo queda el eco de aquel sentimiento

que hace poco me inundaba,

solo queda el eco de tu fiel amor y compañía

que tan solo en sueños logras expresar.

 

Mientras, ¿qué otra cosa puedo hacer?

Respiro profundo, cierro mis ojos y abrazo el dolor…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s