CAROL SOLÍS

 

No siento más música…

Excepto aquella que se adhiere a mis venas

y que me recuerda quien sos.

…excepto aquella que le habla a mi alma de tu sutil existencia.

 

Música intensa, música de fuego,

música que arde en mis venas,

que quema mi sangre y hace vibrar mi cuerpo.

 

¡Apúrate, toca!

devuelve a mi mente nuestra melodía,

aquella que en sueños me ha parecido

la más hermosa armonía.

 

Toca, toca y haz una pausa

¡Recuerda! Recuerda aquella tonada:

la del son profundo, la de tu mirada,

la que toca almas, la que calla penas…

la que habla y revive nuestras almas.

 

Un comentario sobre “Música

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s