ESRUZA

HOY, después de tanto tiempo de no verte, te vi sin que me vieras y, fue difícil que mi mente cambiara tu imagen grabada en mi memoria, porque, al no verte te he seguido pensando con los “ojos llenitos de ayer”.

Tengo que abrir mi mente e implantar el nuevo rostro. No importan las arrugas, son cicatrices que la vida nos deja al transitar por su senda y, los cabellos grises son polvo del camino que, inevitablemente, se posa en nosotros.

Conservas, de cualquier forma, tu apostura y gallardía, aunque con cierta arrogancia y un gesto duro que la vida, seguramente, te ha dejado. Ahora eres diferente, como diferente soy yo, aunque yo te siga pensando con los “ojos llenitos de ayer”.

En un rincón de mi alma, de mi mente y de mi corazón sigues presente, aunque no esté en “standby”, no lo estoy, ciertamente. Intentaré, de hoy en adelante, pensarte con los ojos llenitos de hoy.

Si acaso hubiera un rincón en tu mente y en tu corazón para mí, me seguirás pensando con los “Ojos llenitos de ayer”, porque frente a frente no nos veremos jamás; así lo decidieron el destino y las circunstancias, creo que tú también. Así será hasta la muerte, suena fatalista, pero es una triste realidad, me hubiera gustado que fuera diferente: vernos frente a frente tan sólo una vez más.

 “Le sonrió, con los ojos llenitos de ayer, no era así su cara ni su piel, tú no eres quien yo espero.

  Y se quedó con su bolso de piel marrón y sus zapatitos de tacón, sentada en la estación……”

Joan Manuel Serrat

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s