ECONOMISTA

Antes de llegar a el sofá Raquel ya se iba subiendo su minúsculo vestido negro hasta dejarlo enrollado en su cintura para enseñarme su tanguita. Se sentó sobre mi paquete antes de decirme nada.

– ¿me has estado esperando?, dijo con voz melosa cogiéndome las manos y poniéndolas sobre sus nalgas desnudas.

Tampoco tuve que responder, enseguida se dió cuenta de lo dura que tenía la polla cuando se puso encima. Comenzó a frotarse contra mi mientras nos comíamos la boca, yo en ningún momento dejé de apretar y manosear su enorme y redondo trasero. Se debió dar cuenta de que estaba mas caliente de lo normal en cuanto me puse a jadear como un perrito.

– shhhhh, tranquilo, tranquilo, déjame a mi, dijo bajando sobre mi regazo mientras me subia la camiseta y besuqueaba mi tableta de abdominales hasta quedarse de rodillas entre mis piernas.

Me bajó el pantalón hasta los tobillos y se puso a dar muerdos por todo el tronco de la polla por encima de los boxer que no me había quitado y que aprisionaban mi miembro en una dulce tortura increiblemente placentera. Y mas si cabe cuando me agarró el miembro y poniéndolo hacia arriba se lo metió en la boca sin todavía sacarla de los calzones.

Aquello era terriblemente morboso, me estaba haciendo una mamada a través de los boxer, si ya por lo general le cuesta meterse mis 20 cms de polla, hacerlo de esa manera hacía que su boca parecía que no daba mas de si, la cara que ponía Raquel era de puta. Era increible notar la saliba caliente de su boca a través de la tela de mi ropa interior, aunque no tardó en liberal mi polla que saltó como un resorte hacia delante para casi golpear en su rostro.

– mmmmmmmmmmm…me encanta, dijo agarrándomela con la mano para luego restregársela por toda la cara.

Se quedó mirando hacia arriba para ver mi reacción, tenía que tener la cara desencajada de lo que estaba presenciando en ese momento. Sin dejar de mirarme se puso a darme besitos por la polla hasta que llegó al capullo y bordeándolo con la lengua se lo introdujo en la boca a duras penas. Me pegó varias succiones jugando a la vez con la lengua en mi prepucio. Después de jugar un rato de esa manera ya se la metió de nuevo en la boca y empezó una mamada sin ya darme ninguna tregua.

– joder Raquel, como sigas así te lo voy a echar todo en la boca…

Se detuvo de repente meneándome la polla muy despacio con la mano, mientras se limpiaba la saliba y mirándome desde abajo me dijo.

– sabes que eso no me gusta…

– pues deja que me corra en tu cara, a otros si que les dejas que lo hagan…

Se puso de pies delante de mi empujándome contra el sofá por lo que quedé con la espalda contra el respaldo. Apoyando una mano en mi hombre se inclinó hacia mi mientras que la otra mano no dejaba de meneármela lo mas lento que podía.

– habíamos quedado en que tu no ibas a hacerlo, ¿no te acuerdas?..sé que te da mas morbo saber que lo he hecho con otros pero contigo no, entérate bien, ¡¡tu no vas a correrte en mi cara!!, eso lo dejamos para otros…¿te parece bien, verdad?…tu te vas a conformar con que te llame cornudo cuando me apetezca que sé que es lo que mas te gusta…

De repente me soltó la polla no sin antes soltarme una pequeña cachetada sobre ella.

– creo que será mejor que pare porque ésta está a punto de explotar…

– Raquel, supliqué yo…

– shhhhhhhhhhhh…disfruta…dijo volviendo a ponerse de rodillas.

Volvió a taparme la polla con el boxer, yo no entendía que es lo que ella pretendía, pero con tan solo escuchar de su boca la palabra cornudo ella ya sabía que era un juguete en sus manos e iba a dejarla hacer. Otra vez se puso a comérmela por encima de la tela mientras que con su mano me sujetaba el paquete y me la meneaba por encima del boxer. Ya no iba a poder aguantar mucho mas, puse las dos manos sobre su cabeza como para follarme su boca e intenté avisarla.

– me voy a correr Raquel, me voy a correr!!!!!!!

Pero ella ya no paró de meter y sacar mi polla de su boca hasta que exploté en un majestuoso orgasmo. Era fantástico como me había hecho correr Raquel dentro de mis boxer, cuando se retiró una enorme y pringosa mancha de semen se había dibujado en ellos. Ella se puso de pies, se colocó el vestido y se sentó a mi lado mirando sonriente el corridón de mis boxer azul claritos.

En ese momento casi todo el calentón se me pasó de golpe y me acordé de lo que me había hecho en el bar delante de Luisillo, yéndose como esos dos tíos y su amiguita y dejándome plantado como un pasmarote. Iba a sacar mi orgullo y decirla cuatro cosas, pero cuando miré hacia abajo y me vi allí, me pareció que no estaba en muy buena situación para hacerme el machito.

– ¿lo habéis pasado bien con vuestros amiguitos?, le dije a Raquel…

– si, lo hemos pasado muy bien, pero estaba deseando venir a casa para follarte.

– no parecía eso cuando te has ido con ese tío…

– ya sabes porque lo he hecho, mira Silvia esta noche ya se ha ido a su casa y se habrá acostado con él…he ido con ellos porque me lo ha pedido para no dejarla sola, pero a partir de ahora se tendrá que ir acostumbrando, yo no voy a estar todo el rato acompañándola…empezará ahora a salir con el chico ese…

– estaba bueno el tal Diego…

– jajaja, si, está bueno, pero tranquilo que no quiero hacer nada con él, ya te lo he dicho muchas veces, me ha acompañado a casa en el taxi ahora…

– ¿por eso venías tan caliente?

– no capullo, venía caliente porque llevo toda la noche pensando en que me folles y quiero que lo hagas bien, por eso he hecho que te corras antes, no tengo prisa en que se te vuelva a poner dura, pero esta noche vas a follarme muy bien, no quiero que me dejes a medias, ni que juegues con tus dedos o tu lengua, quiero esto, dijo manoseando mi paquete…

Se puso de pies y me dio la mano haciéndome que me levantara.

– ¿vamos a la cama?…

Claro que fui y se me volvió a poner dura. Me follé a Raquel casi una hora, por supuesto que tenía que hacerlo con esa vestido de furcia que llevaba puesto y a cuatro patas en la cama. Joder me la follé bien duro hasta hacer que se corriera y cuando lo conseguí me dejé llevar para descargar dentro de ella por segunda vez en la noche.

A la mañana siguiente recibí la noticia que llevaba queriendo escuchar varios meses. Raquel me dijo que se iba a venir a vivir al piso conmigo. Se fue a comer a su casa y por la tarde se presentó con la maleta para ir haciendo la mudanza ya poco a poco, ya se quedó a dormir la noche del domingo para luego salir al trabajo por la mañana desde casa.

Por la noche estábamos en la cama y me estuvo contando que su amiguita Silvia ya se había acostado con el chico que la gustaba, el amigo de Diego el bombero.

– esta tarde he estado hablando bastante rato con ella, me dijo que estuvieron ahí dale que te pego unas tres horas, jajaja…¡¡¡¡¡vaya máquina de tío!!!…jajaja

Aunque no hizo el comentario en plan jocoso hacia mi no pude evitar hacer comparaciones conmigo y yo que pensaba que la noche anterior habia estado de cine follándomela casi una hora, me sale con esas, con que si el amiguito de Silvia estuvo tres horas follando como un animal…dios cada vez me caían peor esos tíos tan perfectos. Ya aproveché para sacar el tema de su amigo Diego de la noche anterior…

– ¿como es que te acompañó en taxi vosotros dos solitos?…

– ¿ya estamos?…pues porque primero fuimos a casa del novio de Silvia y allí se quedaron los dos y luego caballerosamente me acompañó a casa, ¿no te parece bien?…te aseguro que no intentó nada…

– joder, parece don perfecto, guapo, educado, simpático, vaya vaya con el bombero…¿seguro que no intentó nada?…

– ya te he dicho que no, que ni lo intentó, ni yo quiero nada con él, entérate ya, que no voy a tener nada con ese tío por muy dura que se te ponga, ¿vale?…pues no quiero hablar mas del tema…porque vamos si te digo lo que me dice Silvia…

– ¿Silvia?…que te dice esa zorra…

– pues me dice que me lo tire y que te jodan, que si es lo que quieres, si ella fuera yo te iba a poner unos buenos cuernos y luego te iba a mandar a la mierda…

– pero bueno, otra vez se tiene que meter esa tía donde no la llaman…

– me has preguntado que es lo que dice, ¿no?, pues ya lo sabes, no quiero hablar mas del tema…

–—————————-

Así quedó la cosa, comenzamos a hacer vida normal de pareja en el piso, ella me contaba sus historietas del trabajo con el gilipollas del encargado que tenía, el tal Hugo, un niño de papa engominadito que no debía de caer bien a nadie, cada día venía quemada con algo nuevo que la había pasado con él. Si hubiera visto a Raquel algo mas receptiva la hubiera dicho que tonteara con él y que le pasara el culazo delante de las narices, que así iba a dejar de ser tan bobo, pero no lo vi adecuado en ese momento. Mas adelante habría ocasión para jugar con este tema.

Lo que me pasó con Raquel, fue algo parecido a Tom Cruise en la película de Eye Wide Shut, de vez en cuando mientras hablaba con ella mi mente se ponía en blanco y mirando a Raquel solo escuchaba lo que me había contado Miguel de sus encuentros.

“tengo que reconocer que eso me ponía mucho, que ella me dijera que no podíamos seguir con esto, pero mientras yo iba bajando sus pantalones y sobando su culo, o metiendo dos dedos en su coño, luego cuando ya estaba muy cachonda no decía nada, se dejaba follar o masturbar impudicamente como una guarra, gimiendo escandalosamente..”

Raquel me hablaba y yo asentía sin tan siquiera escucharla, solo con la polla dura y la voz de Miguel en mi cabeza.

“y se puso a mirar a los lados como antes habías hecho tu, se desabrochó un par de botones del pantalón y se metió la mano por dentro, joder parecía que los pezones la iban a rasgar la camiseta, se puso muy muy cachonda…”

“podíamos estar en casa tranquilamente dos o tres horas mientras tu trabajabas y la mayor parte del tiempo ella estaba desnuda, estábamos media hora morreándonos, o ella hacíendome una paja lenta, o la comía el coño…joder tío tu novia ya estaba emputecida…luego empezamos con las salidas…empezamos a vernos fuera de casa, nos daba mas morbo…hacerlo en sitios públicos…”

Os aseguro que convivir con una persona y tener este tipo de pensamientos en la cabeza se hace jodido, aunque a la vez es verdad que muy morboso. Tenía que saber mas de los encuentros de Miguel y Raquel y solo había una solución para ello.

Ya se estaba acercando el verano, una mañana que Raquel estaba en el trabajo no lo pude evitar mas y llamé de nuevo a Miguel para quedar con él, por supuesto que le dije que teníamos que vernos en un sitio público, como la otra vez, pero me dijo que no, que las condiciones las iba a poner él, que si quería escuchar lo que me tenía que contar tenía que ir a su casa. Le dije que no y le colgué el teléfono.

¡¡¡¡¡Maldito hijo de puta!!!!!

Una hora mas tarde le volví a llamar y acepté ir a su casa. Otra vez me metía en la boca del lobo…

Yo creo que iba mas nervioso todavía que en el anterior encuentro con él en la cafetería, pero tenía que tenerlo claro y mantenerme en mi sitio. Iba a lo que iba, a escuchar lo que hacía con Raquel, no podía permitirme volver a caer en sus juegos y se lo tenía que decir en cuanto entrara por la puerta de su casa.

Miguel salió a recibirme en bañador y me dijo que pasara a el salón, sobre la mesita frente a la tele tenía encendido el portátil, pero de momento no le dí importancia. Aquella casa me traía muchos recuerdos, la de pajas que le había hecho en ese sofá, mamadas, como había dejado que me llamara putita, había hecho conmigo lo que había querido. Y no solo conmigo, en ese piso también había estado Raquel follando con él un par de meses, también a ella la había manejado a su antojo. No se si lo habría llamado alguna vez, pero ella también había sido su putita.

– bueno…¿y que tal te va con Raquel?, el otro día quisiste ir tan al grano que ni te pregunté por ella, ni que tal os va…

Así que durante el siguiente rato le estuve poniendo al día de lo que había pasado desde que Raquel y él follaron por última vez. Le conté todo lo de Jorge, como estuvo follando con él todo el verano, lo del piso, que le había tenido que vender y que hasta hacía poco no se había venido a vivir conmigo, como mis amigos hablaban de mi a mis espaldas, como Raquel le contaba todas sus intimidades a Silvia, lo de su cambio de trabajo, lo de Diego…

– vaya, vaya, no habéis perdido el tiempo, joder te ha puteado pero bien tu novia, yo no digo que tu hayas hecho cosas mal, que seguro que sí, pero parece que tu has sido el único, ha pasado de ti todo el verano, se ha estado follando a otro, te ha hecho vender el piso…y encima ella ha quedado como la victima de todo. Parece que no era ella la que bajaba aquí y se dejaba follar por el culo mientras tu estabas arriba escuchándolo todo…pero en fin…tu sabrás…además por lo que me cuentas de su amiguito, el tal Diego ese, parece que tu quieres volver a lo mismo…¿te gustaría que ese tío se la follara después de todo lo que os ha pasado?

– pues no lo sé, lo hablamos mas en plan fantasía o como juego, pero a Raquel si que le ponen estas cosas…no sé….si ella quisiera yo no podría….

– joder, veo que sigas tan putita…

– no empieces con eso otra vez Miguel, ya te lo he dicho…

– pues llámalo como quieras, cornudo si quieres, se dice que cuando un tío ha sido cornudo y lo ha disfrutado, como tu, lo seguirá siendo siempre. No lo vas a poder remediar, quieres ver a Raquel follar con otros tíos, aunque eso posiblemente te vaya a costar separarte de ella, pero tu vas a insistir con eso, lo sé…hasta que ella no folle con otros o ya se canse del tema y pase de ti tu vas a seguir erre que erre…sabes que no lo puedes evitar…seguro que hasta ya la has propuesto que si quiere folle con el tal Diego ese, ¿verdad?…

– si, dije yo agachando la cabeza, tampoco es que se lo haya dicho así en plan fóllatelo cuando quieras, pero si, ya se lo he dicho que si alguna vez la apetece puedo hacer con él lo que quiera…

– joder, veo que sigues igual…jejeje…bueno vamos a dejar el tema…de momento, yo si quieres te puedo adelantar el final de la historia, se va a follar a otro y no vais a acabar juntos, pero eso ya lo sabes tu…

– yo quiero que ella cambie en ese aspecto, quiero que folle con otros y a la vez sea mi chica, no pierdo la esperanza de que sea así, yo creo que Raquel puede aceptar esto, se lo puedo notar…

Miguel hizo una medio sonrisa y ya no me quiso hablar mas de esto, pero si de sus encuentros con Raquel.

– bueno, supongo que estás aquí para saber algo mas de lo que hacíamos tu novia y yo, ¿no?…

– si, mas o menos ya sé lo que habéis hecho, pero no se nada de vuestras “salidas”, me gustaría que me contaras un poco que es lo que hacías fuera y esas cosas…

– la primera vez, ya te lo conté, lo de la cafetería, si te digo la verdad no tenía intención de verme con tu chica fuera de casa o en lugares públicos, pero tengo que reconocer que ver a tu zorrita masturbándose como una guarra me dio mucho morbo y pude ver lo cachonda que se puso, pensé para mi, “joder a esta le va la marcha mas de lo que había imaginado”. Así que unos días mas tarde nos lo pusiste en bandeja…

– ¿yo?…que hice…

– una tarde llamaste a Raquel que después del trabajo te ibas a ir a jugar al padel y que ibas a llegar tarde a casa, ella no tardó ni 30 segundos en llamarme para que nos viéramos esa tarde, yo la dije que podíamos ir a un centro comercial y meternos en el cine a ver una peli, en la sesión de las 20,30- 21,00, otra vez me dijo que no, que nos iban a ver juntos y que no quería, yo la tuve que volver a convencer, la dije que se quedara en el coche esperándome y yo sacaba las entradas, luego la esperaba a la hora exacta en la puerta del cine y nos metíamos en la sala ya con las luces apagadas, luego la tuve que dar la última indicación, “ponte cómoda de ropa, te aseguro que no nos vamos a enterar mucho de la peli”. Fuimos en mi coche hasta el centro comercial, tu chica se puso unas mallas deportivas con unas zapatillas y una sudadera ancha arriba, luego se quedó esperando hasta que saqué las entradas yo solo, le di un toque al móvil y como habíamos quedado nos vimos a la entrada, cuando entramos en la sala estaban con los trailer, pero ya estaba la luz apagada, elegí una peli que no tuviera mucho público, la sala estaba medio vacía, habría 5 o 6 personas, nos pusimos arriba y a un lado para que no nos viera nadie. En cuanto nos sentamos ya le puse la mano sobre el muslo a Raquel y ella se rió, joder tío, la zorra de tu novia ya estaba muy cachonda, me puso la mano sobre el paquete, tenía ganas de marcha, me puse a frotarla el coño por encima de las mallas y ella a gemir muy bajito, enseguida se abrió de piernas en el asiento…solo de pensarlo ya se me ha puesto dura, dijo Miguel tocándose el paquete y luego mirándome a mi entrepierna.

– no empieces Miguel con eso…ya sabes

– ¿la tienes dura?, solo dime eso…

– si, la tengo dura, ¿contento?…ya puedes seguir…

– ella me acariciaba la polla por encima del pantalón, así estuvimos un buen rato, luego empezamos a morrearnos, dios, me comí a tu novia allí en medio del cine, metí la mano por debajo de la sudadera para sobarla las tetas mientras nos besábamos, que bueno!!!!!…no podía esperar mas, me desabroché los pantalones y me saqué la polla, luego la dejé hacer a ella, me cogió la polla y me la estuvo meneando un buen rato, muy despacito mientras yo hacía como que estaba viendo la peli, me la estaría meneando mas de 20 minutos, pero yo quería mas, pasé mi mano por su pelo y tiré de ella hacia mi “vamos chúpamela, métetela en la boca zorra”. Ni tan siquiera protestó, abrió la boca y se metió la mitad de la polla dentro, no veas que mamada me hizo, que ganas le ponía y yo sujetándola por el pelo, como si fuera una puta, aunque te aseguro que no hacía falta guiarla, estaba disfrutando casi mas que yo, cuando llevaba un buen rato levantó la cabeza sin dejar de meneármela con la mano y me dijo “por favor Miguel, tócame tu también”, ahí la tenía suplicando, mirándome con una cara de guarra acojonante, “si quieres que te toque vas a tener que seguir chupándomela y me voy a correr en tu boca” y cuando dije eso si que me protestó pero casi pidiéndome perdón, “no Miguel, sabes que eso no me gusta, nunca lo he hecho”…luego se quitó la sudadera y se quedó en una camiseta de tirantes, estaba todo sofocada y se inclinó hacia mi polla de nuevo pero sin dejar de mirarme haber que es lo que yo decidía, la dije que me la siguiera chupando y fui bueno y metí la mano por dentro las mallas pero por la zona del culo hasta que llegué a su coño, casi no podía tocarla, tenía el tanguita empapado y metido por los labios, “joder te dije que te pusieras ropa cómoda, así casi no puedo tocarte”, se sacó la polla de la boca y me miró como pidiendo perdón, “tenías que haber venido sin el tanga”. Y de repente miré a la sala de cine y como estábamos tan solos se me ocurrió la idea, “quítate las mallas y el tanga”, me dijo que no, que eso no lo iba a hacer, la dije que mirara, que no había casi nadie, que no se nos veía, “vamos hazlo, desnúdate de cintura para abajo”, si te digo la verdad pensé que no lo iba a hacer, pero con un pie empujó la zapatilla contraria hasta que se la quitó y luego la otro, ¡¡¡joder lo iba a hacer!!!!…jejeje…el simple gesto de quitarse solo las zapatillas no veas como me puso, yo creo que ni de joven la tuve tan dura como en ese momento, se reclinó sobre el asiento y dando una última ojeada a la sala del cine para ver que no había nadie comenzó a bajarse las mallas.

Si lo que me había contado de la cafetería me había parecido muy fuerte, esto ya lo superaba y Miguel seguía relatando mientras mi polla ya no podía estar mas dura.

– era la hostia, se quedó desnuda de cintura para abajo y volvió a agacharse a chuparme la polla sin que la dijera nada, luego metí la mano debajo de su culazo y empecé a follármela con los dedos, estaba mojadísima y no veas como se movía, se la escapaban los gemidos con mi polla en la boca, entonces le tuve que avisar “vamos sigue, me voy a correr en tu boca”, ella me miró y yo creo que estuvo a punto de decirme que no lo hiciera, pero debía de estar tan caliente allí desnuda chupándomela y además a puntito de correrse que no lo quiso estropear, cuando empecé a masturbarla mas rápido ella cerró los ojos y se puso a temblar levemente antes de correrse, incluso se olvidó de mi polla, se lo tuve que decir, “no pares ahora, joder que voy a correrme” y cuando ella empezaba a alcanzar su orgasmo se puso no a chupar, joder se puso a succionar, no veas con que ansia me la comía, parecía una puta aspiradora!!!!…nos corrimos los dos a la vez…¡¡¡fue acojonante!!!…se lo eché todo en la boca y ella no paraba de chupar y de correrse a la vez moviendo las caderas…ni me di cuenta que en la pantalla acababa de terminar la película, luego Raquel empezó a tener como arcadas, yo creo que como no sabía que hacer con mi semen en la boca se tragó parte y le dio bastante asco…enseguida se sentó en el asiento y rápidamente se puso las mallas y el tanguita mientras todavía tenía otra arcada y seguía respirando aceleradamente, yo tranquilamente me iba abrochando el pantalón mientras miraba como se vestía, luego encendieron las luces y la gente empezó a salir, una pareja se nos quedó mirando, seguramente habrían escuchando algún gemido, tu novia se estaba poniendo la sudadera y luego se puso de pies y me dijo que se iba al coche que me quedara en el cine para no salir juntos…cuando se fue había una mancha en su asiento, ¡¡¡lo había dejado todo mojado!!!!…tenía que haber hecho una foto para que vieras como lo dejó. Luego en el coche iba todo seria, no le había gustado lo de que me corriera en su boca y que la hubiera hecho desnudarse en el cine, yo me disculpé, pero mucho tampoco se enfadó…jejeje…a la semana que siguiente repetimos en el cine, eso sí, ya no se desnudó ni me corrí en su boca, pero si que la dije que se sentara encima de mi dándome la espalda con el pantalón a medio bajar y me la estuve follando así un rato…joder me follé a la zorra de tu novia en el cine…jejeje…luego tuvimos que rematar en el coche, se me puso encima hasta que me corrí dentro…

– ¿fuisteis mas veces al cine juntos?

– no, solo esas dos, tampoco te creas que salimos juntos tantas veces, en un mes pues como mucho 6 o 7 salidas, la de la cafetería, las dos del cine, una vez follamos en unos probadores de ECI, no es que estuviéramos mucho rato, nos metimos en el probador y se la metí desde atrás, estaríamos dos o tres minutos, no queríamos que nos pillaran, me gustó follarme a Raquel delante del espejo para que viera que cara ponía y yo atrás embistiendo su culazo…jejeje…si la verdad es que me lo pasé muy bien con tu zorra, estaba tan emputecida que no me decía que no a nada, un día después de la clase de padel nos subimos a mi casa, había quedado luego con Mercedes para cenar en mi casa y se lo dije, “hoy he quedado con Mercedes, pero me apetece follarte antes para que ella me la chupe después de haberla tenido dentro de ti”…y va y me dice que soy un cerdo…jejeje…y luego la pongo contra la mesa de la cocina, bajo su faldita de padel y se la meto desde atrás por el culo, no podía dejar de mirar su culo, era increíble follarse ese culazo, me contuve para no correrme, ya lo tenía bien domado me entraba muy suavecito, me la follé cuatro o cinco minutos y luego la dije que se fuera para casa dejándola con todo el calentón, “hoy voy a correrme con Mercedes, tu córrete con tu novio que estará arriba esperándote”…espero que lo pasarais bien, te la dejé bien calentita…jejeje…al poco vino Mercedes y estuvimos follando, pero antes me estuvo chupando la polla que había estado en el culo de Raquel…jejeje que bueno…y ella sin saber nada….eso sí que es un culo-boca…

No recuerdo habérmelo pasado bien ese día con Raquel, ya en las últimas semanas en las que se veía con Miguel nosotros apenas teníamos relaciones, lo mas seguro es que se metiera en la ducha y ella sola se masturbara, aunque no le dije nada a Miguel…

– ¿me cuentas lo de la tienda, cuando fuiste a verla a su trabajo?

– no, eso ya para otro día…

– no creo que podamos quedar mas veces…

– venga David, no seas así, lo de la tienda te lo cuento otro día que te pases con mas calma, merece la pena…además me gustaría enseñarte una cosa antes.

Miguel cogió el portátil y lo puso delante de nosotros, yo me imaginé que iba a ponerme alguna foto de Raquel o incluso algún video de él follándose a mi novia. El corazón se me puso a mil, pero me empezó a poner fotos que no había visto de Mercedes y de Berta.

– mira que fotos tío, la verdad es que eres el único con el que puedo compartir este material, ya me entiendes…me da mucho morbo enseñártelo…estas son de las vacaciones de esta semana santa…

Iban saliendo fotos de Mercedes y de Berta en biquini que el propio Miguel les había hecho en la playa. En una Berta estaba su lado con la pierna medio flexionada y se la veía todo el muslazo..

– como me pone esa niñata, mira que muslos, la de pajas que me he hecho con esta zorra, no sé como no te la follaste tío…

– si, la verdad es que está muy buena, no sé, ahora a lo mejor sería distinto, ya tiene 18 años…

– menudos polvazos la echará el imbécil de su novio, tiene pinta de follar igual que su madre, si echáramos el tiempo atrás y viendo todo lo que pasó con Raquel y conmigo, ¿ahora te la follarías?

– no sé, puede que si…

– sabes que me he imaginado muchas veces lo que me contaste de la paja que te hizo y como te corriste en su vestido…

. si, yo también lo he pensado muchas veces. Oyes Miguel tengo que irme ya…de verdad que tengo que irme…

– espera un momento, mira…

Y empezaron a salir fotos de Mercedes en la habitación, estaba completamente desnuda y Miguel la fotografiaba desde todos los ángulos. Mostraba orgullosa sus enormes tetas y su conejito depilado como su hija de 18 años. Desde luego que ver a Mercedes, que era toda una mujer de los pies a la cabeza, con esas poses era muy excitante, ya no parecía tan señora, ni tan pija, ni tan digna. Parecía una jodida zorra.

– sé que estás muy caliente con todo lo que te he contado de Raquel y que estás deseando hacerte una paja, venga tío hazme un favor y pajéate aquí, quiero que te corras mirando a Mercedes, es lo menos que puedo hacer por ti después de follarme a tu novia, venga tío, sácate la polla…

– Miguel me voy a ir…

– venga por los viejos tiempos, sácate la polla, vamos a hacernos una paja mirando a Mercedes y si quieres te cuento como dentro de poco se van a follar a tu novia otra vez…porque se la van a follar y lo sabes, mira que empalmada llevas putita, estás deseando hacerte una paja, yo lo voy a hacer….

Y sin mas, se sacó la polla y comenzó a masturbarse delante de mi…

– vamos sácatela, se que lo estás deseando…vamos putita, sácate la polla joder…

Tenía dos opciones y había que pensar con rapidez, si entraba en su juego sabía como iba a terminar la cosa. Todo lo que me había contado de Raquel me había llevado a un estado altísimo de excitación y tenía la polla que me iba a reventar los calzones. En el ordenador seguían pasando fotos de Mercedes cada vez mas calientes.

Cuando salió una en la que estaba abierta de piernas y ella misma tirando de uno de sus enormes pechos para chuparse el pezón ya no lo resistí mas.

– para esa foto y ponla a pantalla completa, le dije a Miguel.

Con una medio sonrisa me obedeció y lo hizo sin guardarse su miembro que asomaba por los pantalones. Pensaba que me había vuelto a llevar a su terrero, pero me puse de pies y me saqué mi pollón de 20 cms para empecer a meneármela delante del portátil.

– ¡¡¡voy a llenar de leche a esa puta zorra!!!!…¿eso es lo que quieres no?…¿eso es lo que quieres???

– si putita, eso es lo que quiero, hazlo!!!…echaba de menos ver como te corres…vamos putita enséñame como te corres!!!!

Tampoco le dejé disfrutar mucho del espectáculo, bastaron unas pocas sacudidas para que empezara a correrme a lo bestia.

– !!!toma puta!!!!!…me corro…¡¡¡me corrooo!!!!…me corroooooo!!!!!!!!!!!!!…

Un primer disparo impactó con potencia en medio de la pantalla del portátil., casi en toda la cara de Mercedes, luego seguí descargando hacia la pantalla apuntando a el cuerpo de la Milf que mostraba su depilado coño sin pudor en una foto digna de la mejor pornostar. Cuando terminé el portátil de Miguel lucía un aspecto lamentable. La pantalla tenía 4 o 5 chorretones y el teclado estaba lleno de mi leche. Me recogí la polla y le dije que me iba que se me había hecho tarde.

Él sabía que después de haberme corrido y que se me hubiera pasado el calentón ya no iba a poder convencerme para que me quedara.

– pásate otro día, quiero contarte mas cosas y que sigamos compartiendo pajas…jejeje

– ya te dije que no vamos a volver a lo de antes, si vengo es porque me interesa que me cuentes lo que hacías con Raquel, ahora nos vamos a ir unos días de vacaciones, cuando vuelva te pego un toque y volvemos a quedar para que me cuentes mas cosas…y si puede ser en una terracita mejor…venga te dejo…

Me fui de su casa y le dejé haciéndose una paja mirando a Mercedes en la pantalla del ordenador cubierta por completo de mi semen. Mientras iba hacia casa pensaba para mi que menuda putada le iba a resultar luego limpiar mi corrida de entre el teclado y la pantalla, no creo que le resultara muy placentera esa tarea…jajaja….que se joda….

–—————————————

Ya había llegado el verano, estábamos a principios de Julio y como le dije a Miguel me escapé unos días con Raquel de vacaciones a la costa levantina. Se había enfriado mucho el hablar de que follara con otros y esos temas de tríos y cuernos. Ahora mientras follábamos fantaseábamos con que ella se enrollaba con su amiguita Silvia. Yo no sé si a Raquel le gustaba esa fantasía o solo lo hacía por contentarme, pero a mi me ponía a mi escuchar de su boca como le comería el coño a su mejor amiga.

Desde luego que Raquel seguía luciendo un cuerpazo en bikini, con braguita brasileña que se la metía por las nalgas y unas piernas muy definidas, le sugerí que si quería podía hacer topless y mostrar sus pequeñas tetitas, pero no estaba muy por la labor.

Lo único reseñable que pasó durante las vacaciones fue una noche que salimos a tomar una copa, recuerdo los mini shorts vaqueros que llevaba tapando sus glúteos por muy poco, no queríamos ni macrodiscotecas ni sitios muy abarrotados, elegimos un bar que tenía buena pinta aunque luego el ambiente no era tan bueno como habíamos imaginado. Había un grupo de 5 o 6 tíos que miraban hacia nuestro lado y no me daban muy buena espina. La dije a Raquel de tomar algo y marcharnos rápido porque no estaba muy agusto en ese ambiente. Antes de irnos se fue Raquel hacia el baño y uno de los chicos del grupo salió tras ella, no me gustaba nada la situación y me puse alerta por si acaso, el chico era así un guaperillas, pero mas en plan chulo, con los dos brazos llenos de tatuajes y bastante fuerte de gimnasio. Vi que empezaron a hablar y al momento Raquel se puso a reír, parece que al menos no la estaba incomodando, se dieron dos besos a modo de saludo, estuvieron un poquito mas hablando y luego parecía como que el chico decía algo a Raquel que ésta apuntaba en el móvil. Estarían hablando unos 10 minutillos o así, luego se despidieron y ya nos fuimos del vuelta al hotel.

Cuando salimos me estuvo contando Raquel lo que había pasado.

– no te vas a creer lo del chico ese, me ha dicho que está en la cárcel…, me dijo ella

– venga ya, algunos no saben ni que hacer ya para ligar…

– me lo ha dicho en serio, parece ser que está de permiso 6 días, que llevaba más de 9 años sin salir, que estaba por varios robos, pero según me ha dicho cuando lo hizo pues era joven y estaba algo enganchado, lleva en la cárcel desde los 20 años…

– joder, pues como llevara 9 años sin estar con una tía, no me extraña que se haya ido a hablar contigo. ¿le has dicho que eras mi novia?.

– si, claro se lo he dicho, me ha estado diciendo que tiene una hija, se ve que la tuvo joven y que la novia al principio si que iba a verle a la cárcel, pero luego le había dejado…

– ¿y que te ha dicho?….he visto que apuntabas algo en el móvil, ¿era su número?…

– no, jajaja, me ha dicho que no tenía móvil, que no sabe ni como se usa eso, me ha dicho que le podría escribir a la cárcel, que le haría ilusión recibir una carta mía…

– ¿en serio?

– de verdad, me ha dicho su nombre, la cárcel en la que está y el módulo que debe ser como el departamento en el que está…o algo así…dice que así le llegaría…y que le mande una foto mía…

– anda que a cualquiera que se lo cuentes no se lo creería…jajaja…si te digo la verdad pensándolo bien podría ser hasta muy morboso, ¿no te lo imaginas?…tu escribiéndote cartas con un preso…

– y además está bueno, dijo Raquel, tiene pinta de ser un malote…

– eso es lo que os pone a vosotras, un tío que os de caña…

Fuimos hablando del tema hasta que llegamos al hotel, nos fuimos directos a la cama con ganas de echar un buen polvo.

– ¿te hubiera gustado follarte a ese tío?… ¿te imaginas como debía de tener los huevos de cargados después de estar años sin estar con una chica?…

– ya sabes que ese no es mi estilo de chico, ese seguro que le pega mas por ej a Silvia…

No tardé en poner a Raquel a cuatro patas en la cama, dispuesto a clavársela desde atrás.

– te aseguro que ese tío te iba a dejar bien follada, te lo iba a hacer bien duro, dije metiéndosela de un solo empujón…

– mmmmmmmmm…¿te gustaría verme follar con ese chico?…

– claro que me gustaría mirar como lo hacéis, incluso no me importaría mirar como os folla a ti y a tu amiguita Silvia a la vez…

– que cabrón eres, cada vez te pone mas Silvia…

– si, me pone mucho la zorra de tu amiga, no puedo dejar de imaginarte comiéndola el coño…¿te imaginas a este chico follándote como yo a lo perrito y tu chupando a la vez su coñito?…mmmmmmm….te lo imaginas, ¿verdad?…

– calla y sigue follándome…ahhhhhhhhhhh….ahhhhhhhhhhhh…

– te iba a restregar bien el coño por toda la cara y tu se lo ibas a saborear, luego podríais cambiar las posiciones con el chico, que se la follara a ella y tu delante de Silvia pero a cuatro patas, que te meta la cabeza en el culo y te lo chupe todo…¿te gustaría que te lamiera bien el culo tu amiga?…

– mmmmmmmmm….mmmmmmmmmmm…ahora no creo que la haga falta, según me dice su nuevo novio es una puta máquina follando…

– vamos dime que te gustaría que te comiera culo!!!!….¡¡¡me queda poco para correrme!!!!!…y si quieres te dejo que escribas una carta a el preso y se la mandes…¿quieres ser la novia de ese tío por carta?…

Raquel se giró riendo y comenzó a moverse mas rápido lanzando su cuerpo contra mi polla.

– ¿otra vez quieres ser un cornudito?…¿ya te vas a correr cornudo mío?…seguro que ese tío que lleva años sin follar puede aguantar mas que tu…

– joder zorra…tomaaaaaaaa….

– ¡¡¡¡córrete cornudo, córrete!!!!!!!…

Cuando terminamos Raquel se dejó caer boca abajo en la cama sonriendo y me dijo que por la mañana le íbamos a escribir entre los dos la carta al chico ese. Al final evidentemente no escribimos ninguna carta a la cárcel, pero si que estuvimos fantaseando tiempo con la idea y al menos me sirvió para volver a fantasear con mi chica en el tema de la infidelidad consentida.

Terminaron las vacaciones y el fin de semana siguiente Raquel tenía la despedida de soltera de Lorena (su amiga de Londres, que se casaba en Agosto) en Ibiza, se iban a marchar un fin de semana todas las amigas. Creo que en total iban 6. Lo que en un principio esta escapada me podía dar mas miedo, ahora ya no tanto. Su mejor amiga Silvia al parecer estaba bastante encoñada de su nuevo novio, por lo que el nivel de zorreamiento que iban a tener allí bajaba considerablemente.

Es mas, Silvia le había propuesto a Raquel un plan para el fin de semana siguiente de la despedida de soltera. Al parecer el novio de Silvia con varios amigos y amigas mas se iban a ir a una casa rural, parece ser que también iba a ir Diego, el chico este bombero. Raquel me dijo que no quería ir, que ella no pintaba nada allí, pero que Silvia se lo había pedido por favor, porque tampoco ella conocía mucho a sus nuevos amigos y que sería un gran apoyo. Al final yo ayudé para convencerla de que no había problemas si ella quería ir (se abría la posibilidad de que otra vez tuviera contacto con el tal Diego y pudiera pasar algo entre ellos). Me dijo que ya se lo pensaría después de volver de Ibiza.

Yo aproveché el fin de semana de la despedida de soltera de Lorena para volver a quedar con Miguel, en un principio el quería que nos viéramos en la piscina de su comunidad, pero yo le dije que no, que no quería que nadie nos viera en público, quería sobre todo discreción y por nada en el mundo se enterara Raquel de que me estaba volviendo a ver con él. Así que al final un caluroso sábado por la tarde del mes de Julio me presenté de nuevo en su casa.

Le estuve poniendo al corriente de la despedida de soltera de Ibiza, le conté que a la mejor el siguiente fin de semana Raquel se iba a ir a una casa rural con el bombero y me estuvo preguntando que tal las vacaciones y que si le podía enseñar alguna foto de Raquel. Le enseñé una foto de ella en biquini…

– sigue estando muy buena esta zorra, no tenía que haber dejado de follármela…jejeje, fue lo que me dijo Miguel al ver la foto.

– ya casi me has contado todo lo que pasó entre Raquel y tu, ha sido mas fuerte de lo que esperaba…

– me gustaría que luego nos siguiésemos viendo…, me dijo Miguel, me encanta compartir pajas contigo…

– mejor no, te agradezco que me estés contando esto, pero luego prefiero que no nos veamos mas, si Raquel se enterara de esto se enfadaría mucho…y lo de las pajas…tampoco…

– como quieras, vamos a tomarnos pues la última cervecita juntos y te cuento la visita que hice a tu chica en la tienda de deportes donde trabajaba.

Miguel fue a la cocina a por un par de cervezas y luego nos sentamos en el sofá donde se puso a contarme una de sus salidas con Raquel.

– pues una mañana me acerqué a la tienda donde trabajaba, solo estaba ella y otra chica, Raquel se quedó muy sorprendida al verme, se puso hasta nerviosa, se me acercó la otra chica que si podía ayudarme y yo la dije…jejeje…no gracias…ya se lo digo a Raquel que es mi sobrina…jejeje…fuimos hasta donde estaba ella y le dije que tal sobrina….que quería mirarme unas bermudas, la cara de Raquel era todo un poema, me estuvo enseñando bañadores y cuando nos quedamos a solas me dice que si estoy loco, que para que voy a verla al trabajo y que a que ha venido lo de decir que yo era su tío…justo entró otra pareja a la tienda y un chico por separado, yo me meto al probador con un par de bermudas y Raquel se queda ceca, la otra chica de su trabajo se había ido hasta el mostrador donde se cobra, la digo a Raquel que entre al probador conmigo y me dice que no, echa un vistazo a la tienda y llega el chico con un pantalón de chándal y se mete al probador de al lado, desde dentro oigo a Raquel que le pregunta si le queda bien y dice que si, luego le acompaña hasta la caja para que le cobre la otra y se vuelve al probador conmigo, la otra pareja sigue por la tienda mirando camisetas y tal, cuando llega al probador me dice “¿como vas Miguel, ya has terminado?”, yo abro la cortinilla y la vuelvo a insistir que se meta en el probador conmigo, salgo un poco y la sobo el culazo por encima de las mallas, “joder que culo tienes zorra, ya me la has puesto dura” y me toqué el paquete delante de ella que me empezó a decir “para, para”, y la dije “venga solo entra un poco y me la chupas, venga 5 segundos”…y sale Raquel del probador hacia la tienda y vuelve al momento y me empuja hacia dentro, corre la cortinilla y me dice “está la otra pareja en caja pagando, 5 segundos eh…” y se pone de cuclillas delante de mi, me saca la polla y sin mediar palabra se la mete en la boca y me empieza a hacer una mamada…jejeje y eso que no estaba ni empalmado, como mucho morcillona la tenía. A la zorra de tu novia en ese momento ya la daba todo igual, te aseguro que si quiero me la hubiera follado y a ella yo creo que ya ni la importaba que nos pillaran, fui yo el que tuve que decirla que se estuviera quieta que estábamos arriesgando mucho, se puso de pies limpiándose la saliva de la boca con una cara desencajada de morbo, excitación y calentura, tu novia ya era mi puta, podía hacer con ella lo que quisiera, me fui de la tienda no sin antes pegarla otro magreo en el probador y darnos un par de muerdos, al final se acercó la otra chica que trabajaba con ella cuando se volvió a quedar la tienda vacía, justo Raquel disimuló yendo a por otras bermudas y volviendo al probador “ a ver si estas te quedan mejor Miguel”. Al final me fui de la tienda con unas bermudas que no necesitaba y la polla totalmente tiesa…jejeje…unos cuantos días mas tarde yo creo que fue cuando follamos en tu casa que nos pillaste, fue todo cosa de Raquel, ella quería que nos vieras follando, no veas como me cabalgó aquel día y que manera de correrse, me dijo que terminara dentro de ella…jejeje…me folló tu novia en vuestra cama y dejó que le echara la lechecita dentro mientras tu nos mirabas desde la puerta…¿te gustó como follábamos?…

– si, me gustó, si te digo la verdad me hice una paja mientras os vi y luego cuando te fuiste me follé a Raquel…

– joder putita, así me gusta, que te folles a Raquel con mi lechecita dentro…ella ya estaba encoñada conmigo y había conseguido emputecerla hasta limites que ni yo mismo pensé, ya me empezó a decir luego que contigo no estaba bien y que posiblemente te iba a dejar, en ese momento pensé que incluso podía peligrar lo mío con Mercedes por culpa de Raquel que ya hasta se enfadaba si quedaba con ella alguna vez…decidí que era mejor que no siguiéramos viéndonos mas, también lo hice por ti, para ver si Raquel daba marcha atrás y no te dejaba, pero se me puso a llorar, que si era un cabrón…jejeje…y me la tuve que volver a follar por compasión una última vez por el culo…jejeje…para despedirnos…luego la dije que era mejor que no nos viéramos mas….y hasta hoy…

– me parece increíble todo lo que me has contado, como he podido dejar que todo eso pasara…

– si, se nos fue a todos un poco de las manos, pero lo importante es que ahora Raquel sigue contigo, ya te digo yo que para ella tu eres muy importante y como sigas así la vas a cagar otra vez…

– ¿porque dices eso?…no lo entiendo…

– mira tío, tu has descubierto el placer de que te pongas los cuernos y lo has disfrutado mucho, eres un cornudo consentido y quieres volver a serlo, Raquel no quiere eso, pero tu seguro que estás insistiendo con el tema….

– no, ya hace tiempo que no….

– pues claro que si, por eso la has dicho que vaya a la casa rural con su amiga Silvia y sus colegas, a ver si se la folla el bombero, seguro que te haces pajas de que ahora en Ibiza se está tirando a otro…yo si quieres te puedo ayudar…no te recomiendo que sigas por este camino, pero si quieres te puedo ayudar….

– ¿ayudar?….no te sigo, dije yo….

– si, ya me conoces… te puedo decir que es lo que tienes que hacer para tu novia se folle a otro…para que se folle al bombero en la casa rural…

– ella no quiero hacerlo, ya me lo ha dicho muchas veces…

– lo sé…pero tu vas a empujarla a hacerlo…¿quieres saber como, verdad?…te repito que no te lo recomiendo, pero si quieres te digo que es lo que tienes que hacer para que ella vuelva bien follada de la casa rural la semana que viene…apuesto a que tienes ahora la polla tan dura que no te cabe ni en el pantalón…jejeje…¿quieres que se vuelvan a follar a Raquel, verdad?…dime que si putita y te digo lo que tienes que hacer para volver a ser un buen cornudo…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s