ECONOMISTA

Es evidente que mi propuesta no la pilló por sorpresa a Raquel. La escena cuanto menos era muy morbosa, mi chica y yo hablándonos al oido mientras Miguel no dejaba de manosear su culazo y nos observaba hablar.

– Es muy fuerte lo que me pides, como vamos a dejar que nos vea haciéndolo?, me dijo Raquel

– Si, no te lo imaginas?, le vamos a dejar de piedra, en el fondo me pone ver como te está tocando el culo, ya te supondrás lo excitado que estoy ahora, pero seguro que no menos que tu, pero por otro lado me apetece darle una lección a este viejo, se lo tiene merecido…

– No sé, no lo veo claro, le he dicho que nos vayamos a casa los tres a tomar la última, no sé como lo habrá podido interpretar…

– Mmmmmmmm…eso le has dicho??, se está poniendo muy interesante nuestro juego, es lo que siempre habíamos fantaseado, te vas a rajar ahora??

– No es eso…es que…joder, joder!!, dijo Raquel moviéndose inquieta

– ¿Que pasa?

– Que me acaba de meter la mano bajo el vestido…

– Uffffffffffffff…calla, calla, no me digas eso que me va a reventar la polla…

– Me voy al baño…ahora cuando vuelva nos vamos para casa…dijo Raquel

En cuanto Raquel desapareció camino al baño se me acercó Miguel.

 

– Mmmmmmmmmmm…putita, acabo de tener la mano debajo del vestido de nuestra zorrita, joder no lleva nada debajo!!!!, solo el tanguita, menudo culo que tiene!!!!!!!!, no me canso de tocárselo, en cuanto he llegado al coño se ha ido, pero ya te digo que lo tenía empapado!!!!…y tu que tal?…te ha gustado ver como sobaba su culo?????

– Bueno sii…si me ha gustado…

– ¿La tienes dura putita??

– Siii…

– Jejeje…ya lo sabía…esto no es nada…te queda mucho por ver esta noche…

– Oyes Miguel…que habéis hablado en la barra?…cuéntamelo por favor…es que de repente habéis venido los dos, que nos íbamos para casa, que la has dicho a Raquel??

– Tampoco he tenido que decirla mucho…jejeje…tiene ganas de un buen polvo la pobre…en cuanto la he visto esta noche con ese vestido me he dicho joder, de hoy no pasa me la tengo que follar como sea, me arrepentí al momento de haber quedado con Sandra…mira en cuanto hemos ido a la barra la he dicho que estaba muy sexy y muy guapa, que era la que estaba mas buena de todo el local y ella estaba como celosa, me ha dicho “ten cuidado no te oiga tu nueva novia la alemana esa”…y la he empezado a decir que Sandra no la llegaba ni a la suela de los zapatos, me he acercado a su oído y la he dicho mientras la tocaba el culo “estás increíble con ese vestido, me gustaría meter la mano debajo otra vez, me da igual que esté tu novio aquí, que te parece?”…ella se ha apartado…jejeje…se me ha hecho la ofendida…pero yo me he puesto muy cachondo putita, he notado su culazo a través del vestido, su tanguita, joder me ha puesto mucho!!!…y va y me dice “está aquí David y tu amiguita, no quiero problemas”, la he dicho que me daba igual, que no me importaba, que me atrevería a hacerlo delante de ella e incluso delante de ti, no veas que cara ha puesto, se ha mojado al instante de pensarlo…jejeje, otra vez la he tocado el culo y la he dicho “te ha encantado la idea, verdad?, piensas que no me atrevo pero vamos ahora mismo donde está tu novio que te quiero tocar el culo delante de él”….ella tenía dudas, me ha dicho “te atreves a hacerlo delante de él?” y la he dicho que si, y que lo iba a hacer y luego nos íbamos a ir a casa a tomarnos la última, para disimular un poco la he preguntado haciéndome el tonto “crees que se molestará David si te meto mano delante de él?”…y me ha dicho “pues claro que se molestará!!!, pero si te atreves hazlo, quiero ver como reacciona”…luego he metido la mano bajo su vestido y la he dicho al oido “mmmmmmmmmmm, esto se pone interesante, menudo culo tienes Raquel, venga vamos para allá”….jejeje, el resto ya lo sabes putita.

Luego me dió unos golpecitos en el hombro.

– ¿Te has puesto muy cachondo verdad??, si te digo la verdad tu chica estaba muy nerviosa y hasta estaba temblando, pero yo también estoy algo nervioso, te lo tengo que confesar, llevamos muchos meses planeando este momento…jejeje putita…tu decías muchas veces que no creías que tu chica era capaz de esto…pero lo siento amigo….me la voy a follar!!!!!…jejeje, me voy a follar a tu novia!!!…ya lo creo que lo pienso hacer…de esta noche no pasa.

Al poco salió Raquel del baño y fuimos Miguel y yo hacia donde estaba ella. Cogimos un taxi y nos fuimos para casa. Ya no pude hablar nada mas con Raquel, no sabía ni lo que pensaba ni que es lo que iba a pasar. En el taxi nos sentamos los tres en el asiento de atrás. Raquel cruzó las piernas y se la subió el vestido enseñando todo el muslazo a nuestro vecino cincuentón que se dió cuenta del detalle de las medias de liguero hasta medio muslo. Puso una mano sobre sus muslos.

– Mmmmmmmm, menudas medias mas elegantes!!!, dijo MigueL.

Vimos como el taxista miraba por el retrovisor del coche. Enseguida Miguel le dijo.

– ¿Que le parece mi sobrina, verdad que es guapa?

– Si, si es muy guapa, contestó el taxista mirando como la mano de Miguel jugaba con su muslo…

– Este es su novio…dijo Miguel mirando hacia mi…

– Hola, dije yo levantando timidamente la mano como un completo idiota…

Esa pequeña escena hizo que mi polla se pusiera mas dura. Para colmo cuando nos bajamos del taxi Miguel rodeó por la cintura a Raquel y luego bajó su mano hasta tocar su culazo, acción que no pasó desapercibida para el taxista que en ese momento no sé que es lo que debería estar pensando. Así entramos en la casa, con Miguel agarrando a Raquel. Los tres íbamos en silencio en una tensa y morbosa calma, mas o menos sabíamos lo que podía pasar pero eran unos momentos previos muy excitantes…

– Venga poneros cómodos que voy a preparar unas copas, nos dijo Miguel desapareciendo hacia la cocina.

Abracé a Raquel y nos pusimos de pies, yo estaba apoyado contra la mesa del gran salón, comenzamos a besarnos apasionadamente. Reconozco que estaba muy excitado, pero Raquel también estaba bastante cachonda. La arrimé contra mi cuerpo para que notara mi pollón empalmado.

– Me estás poniendo a mil cariño…que bueno, reconozco que me he excitado mucho viendo como te metía mano ese cabrón!!!, has pensando lo de ponernos a follar delante de él?

– Noooo, tu estás loco, como vamos a hacer eso….yo creo que ya le hemos calentado bastante, no?…yo también estoy excitada, deberíamos detener esto ahora antes de que pase algo de lo que nos podamos arrepentir…

– Mmmmmmmmmmm….no, un poquito mas, quiero ver como te mete mano delante de mi, como te toca, hazlo por mi…ne lo prometiste, dijiste que ibas a dejar que lo hiciera…venga, solo un poquito mas, luego nos iremos a follar tu y yo, te lo prometo….venga si estás tan caliente como yo….lo estás deseando!!!!!

Seguimos besándonos en plan salvaje mientras nos metíamos mano por todo el cuerpo. Le comía el cuello a Raquel que no pudo reprimir soltar un suspiro de placer. Metí la mano bajo su vestido agarrando las dos nalgas con mis manos justo en el momento que entraba Miguel por la puerta con las copas preparadas…

– Ehhhh ehhhhhh, tranquilos chicos…que me vais a dar envidia…jejejeje

Raquel intentó girarse, pero yo la atrapé fuerte contra mi cuerpo y la volví a besar.

– Ven aquí que tengo ganas de comerte delante de él, que vea que eres mi novia, le dije al oido.

Mientras tocaba su culazo subí mis manos hacia arriba con lo que se subió también el vestido, Raquel se lo intentó bajar con sus manos…

– ¿Pero que haces???, que me va a ver el culo!!, dijo tirando del vestido hacia abajo

– Y que….si es casi como si estás en bikini, te lo ha visto muchas veces en bikini, venga ahora no te cortas, estamos tan cerquita, lo tenemos justo detrás, quita las manos!!!, quiero que vea tu culo!!!!, deja que te lo toque delante de él…

Raquel todavía opuso resistencia a mis peticiones aunque subí el vestido corto hasta dejárselo enrollando en su cintura para que ella se lo volviera a bajar. Me imagino la instantánea visión de Miguel, 3 metros por detrás de nosotros, que tendría del culazo en tanga de mi chica. Luego se dejó sobar y besar por todo el cuerpo. Crucé la mirada con Miguel y ví que era el momento, le hice una seña con la mano para que se acercara. Se puso detrás de Raquel, que quedó entre nosotros dos.

– Está justo detrás de ti, dije a mi chica que gimió y me miró asustada.

No tardaron mucho los dedos juguetones de Miguel en empezar a manosear el culo de Raquel. Acariciaba sus nalgas y sus muslos por encima del vestido sin dejar ni un centímetro por recorrer. Se estaba recreando. Luego fue subiendo poco a poco su vestido mientras seguía acariciando sus muslos hasta que llegó al culo. Estuvo un rato acariciando sus glúteos mientras Raquel y yo nos seguíamos besando. La respiración de Raquel cada vez estaba mas agitada, hasta que nuestro vecino metió la mano entre sus piernas y frotó su coñito con mucha suavidad por encima del tanga. Allí estábamos los tres de pies, con mi chica en medio que seguía abrazada a mi, con las piernas ligeramente abiertas facilitando el trabajo de nuestro vecino. En cuanto se puso a frotar su coñito Raquel comenzó a gemir y a cerrar los ojos, yo casi notaba los movimientos de ella a través de mi cuerpo. Era una sensación indescriptible. Miré a los ojos de Miguel que sonreía mientras acariciaba a mi chica que mantenía los ojos cerrados dejándose hacer.

Miguel cogió el tanga de Raquel y se lo bajó lentamente hasta el suelo, luego fue subiendo muy despacio con las manos sobre los muslos de mi chica y besando sus piernas hasta que llegó a su culo y plantó en él un sonoro beso que retumbó en todo el salón. Raquel desnuda de cintura para abajo (excepto las medias) temblaba de excitación, hasta que nuestro vecino se puso detrás de ella y metió dos dedos en su coño que hicieron que a Raquel se le escapara un profundo gemido. Luego me miró con cara de excitación, me imagino que a esas alturas querría saber que es lo que yo pensaba, si estaba de acuerdo con todo aquello.

– Venga mastúrbala Miguel, dije yo…quiero que lo hagas!!!….quiero ver como haces que se corra!!!!

Ellos no dijeron nada, Raquel cerró los ojos y se abandonó al placer que estaba recibiendo, los dedos de Miguel cada vez entraban mas fuerte y mas rápido en el coño de Raquel y por el ruido que hacían debía de estar muy mojada. Raquel estaba sujeta a mi con sus manos sobre mis hombros, se inclinó un poco hacia delante para sacar su culo hacia fuera y en ese momento debió de ver el bulto de mi pantalón, apenas la dió tiempo a desabrocharme dos botones y mi polla cubierta por los boxer salió disparada. Raquel gemía de una manera increible y movía su cuerpo acoplándose a los dedos de Miguel que estaban a punto de proporcionarla un tremendo orgasmo. Sin embargo yo también estaba a punto del orgasmo viendo aquella escena y eso que ni tan siquiera me había sacado la polla. No pensé que lo fuera a hacer.

– Quieta no me toques!!!…nooooooo, dije en cuanto sentí su mano presionando mi paquete…

Pero en cuanto mi chica me agarró la polla por encima del boxer el que me corrí fui yo. No lo pude evitar. La escena me había vuelto loco, ver como mi chica se dejaba masturbar me había proporcionado un placer del que no me podía ni imaginar. Raquel me soltó la polla sorprendida, pero ya era tarde. Instantes después una gran mancha delataba la corrida sobre mis boxer blancos.

– Jejeje, parece que tu novio ya ha terminado, dijo Miguel, vas a correrte tu también??, le dijo a Raquel

– Si, siii…un poco más, lo tengo a punto….no pares…ahhhhhhhhhhhh….ahhhhhhhhhhhhhhhhh un poco masssssss!!!!, dijo Raquel…solo un poco masssssssss…., dijo sacando su culo hacia fuera y moviendo sus caderas mas rápido…

Yo en ese momento me aparté de la mesa avergonzado y fue Raquel la que apoyando sus manos sobre la mesa se quedo expuesta a las caricias de Miguel mostrándole de pies todo su culazo. Nuestro vecino se desabrochó el pantalón y se bajó la cremallera. Lo dejo caer lo justo hasta sacarse la polla. Sacó un condón de la cartera y comenzó a ponérselo con una mano, con la otra sujetaba por el cuello a mi chica…

– No te muevas nena, te voy a follar ahora mismo delante de tu novio!!!!!

– No Miguel, eso no, no, no podemos hacerlo!!!, dijo Raquel intentando incorporarse pero Miguel la tenía sujeta por el cuello…

– Shhhhhh…quieta, tranquila…mira a David, no ves que se muere de ganas por vernos follar??

Con la respiración entrecortada Raquel se giró y me miró, era mi última oportunidad de parar todo aquello, lo vi en su mirada. Yo con mis boxer empapados de mi propia corrida miraba la escena que se me había escapado por completo de mi control. Raquel de pies con su espectacular vestido negro con escote palabra de honor, las medias de liguero y los zapatos de tacón ofrecía su culazo a nuestro vecino sin decirle nada. Es evidente que a punto de llegar al orgasmo como la había dejado el cabronazo se iba a dejar follar si yo no lo remediaba. Y no lo hice. Miguel se puso detrás de ella, quitó la mano de su cuello y con total facilidad metió su polla dentro del coño de mi chica. Raquel todavía me estaba mirando y abrió la boca al notar como avanzaba la polla de Miguel en su interior. Tambien Miguel me miró, quería restregarme su triunfo, luego sonrió. Raquel agachó su mirada hacia abajo y lanzó un hondo gemido al recibir la primera embestida de él. Era como si no quisiera mirar a ningún lado, Miguel comenzó a follársela y Raquel no dejaba de gemir con la cabeza agachada. En ese momento intenté echar la vista atrás y recordar como podíamos haber llegado a ese momento.

Joder aquel viejo se estaba follando a mi novia delante de mi!!!!!!!

La cogía por la cintura y se la metía con ganas, con muchas ganas, luego soltó un sonoro azote en sus nalgas, plas!!!!!!!!! que hizo gritar de placer a mi chica, el cuerpo de Raquel al estar con los tacones parecía que estaba en tensión, sus piernas parecían mas fibradas de lo normal y su culazo grande, redondo y duro se tensaba a cada embestida de Miguel sin que apareciera el menor rastro de celulitis en él.

Mi novia tenía un culo jodidamente perfecto!!!!…y ahora los cojones de Miguel rebotaban en él.

La embestía tan fuerte que el cuerpo de Raquel salió hacia delante por lo que tuvo que apoyar sus codos en la mesa. Sujetaba sus caderas y no dejaba de mirar su culo mientras se la follaba. El ruido de los cuerpos al chocar y los gemidos de Raquel hizo que mi polla recobrara vida de nuevo.

Cuando terminó de follársela en esa postura se salió de dentro de ella, no sin antes soltar otro sonoro azote en su nalga, plas!!!!!!. la cogió por el brazo a Raquel y la llevó hasta el sillón. La sonrojada cara de mi chica era un poema. Obedecía sin rechistar.

– Abre las piernas, la dijo mientras él terminaba de quitarse los pantalones.

Sentó a mi chica al borde del sofá sacando su culo hacia fuera y se agachó para comer su empapado coñito. Desde luego que el cabronazo era un amante de primera. Que manera de comerla el coño, pasando su lengua por toda su rajita, luego metió dos dedos dentro y la masturbó con fuerza haciendo que Raquel chillara mientras alcanzaba su primer orgasmo con la lengua de él jugando en su clitorix. Después Miguel se incorporó y mientras acariciaba con suavidad el coñito de Raquel se lanzó a besar su boca. Y mi novia le correspondió. Fue un beso guarro y soez con mi novia espatarrada en el sofá después de haberse corrido.

– Túmbate en el sofá que quiero volverte a follar!!!, dijo Miguel.

Raquel lo hizo, se tumbó a lo largo de el sofá y se abrió de piernas para dejarse follar en la postura del misionero. Miguel se puso sobre ella y se agarró la polla enfundada en el condón y golpeó con ella en el coño de Raquel. Mi chica gimió y se abrió todavía mas de piernas. Luego Miguel restregó su polla a lo largo del húmedo coño de Raquel, estaba jugando con ella. Se la pasaba de arriba a abajo, golpeaba en su enrojecido coño, hacía como que se la metía y la volvía a sacar. Se puso sobre ella y volvieron a besarse con lengua. El cuerpo de Raquel se movía buscando volver a ser penetrada pero Miguel se resistía a hacerlo. Quería oírselo de su boca. Su triunfo completo.

– ¿La quieres dentro?…jejeje…quieres que te la vuelva a meter?…dijo Miguel

– si, métemela!!!!, hazlo por favor, fóllame otra vez!!!!…métemela cabrón!!!!!…haz que me vuelva a correr…métemela!!!!!!!, dijo Raquel totalmente enloquecida de placer agarrando la polla del viejo…

Ella misma se la introdujo en su interior mientras Miguel se dejaba caer sobre ella. Otra vez volvía a tener su polla completa metida dentro de mi chica y comenzó a follársela en la postura del misionero. No dejaban de besarse en todo el rato, parecía por los gemidos de Raquel que iba a volver a correrse de nuevo. Yo me saqué la polla y comencé a masturbarme viendo la escena, pero ellos ni tan siquiera me miraron. Seguían a lo suyo.

Me quedé sorprendido viendo como follaban, como Raquel movía su cuerpo buscando mas placer y sobre todo cuando las manos de mi chica fueron a parar al viejo culo de Miguel animándole para que la penetrara mas profundamente. Debieron estar por lo menos 20 minutos, los gemidos de Raquel fueron incrementando hasta que tuvo un nuevo orgasmo. Conmigo no había disfrutado así en la vida.

– Me voy a correr Raquel, me voy a correr!!!!!!!!!, anunció luego Miguel, ponte a cuatro patas, quiero hacerlo mirando tu culo!!!!

– No la saques, no la saques…por favor!!!, córrete así!!!!, córrete dentro, córrete dentro de mi!!!!!, me pareció entender a mi novia con su respiración entrecortada…

Raquel clavó sus uñas en las nalgas de Miguel y volvieron a besarse en la boca en plan guarro, luego aceleró mas el ritmo de las penetraciones hasta que su culo comenzó a temblar mientras se corría. Lo hizo dentro de mi novia. Echó la cabeza a un lado y se dejó llevar, babeando el cuello de mi chica que no quitó en ningún momento las manos de el culo de el viejo…

– Ahhhhhhhhhhhh, me corrooooooooo…siiiiiiiiiii…que buenoooo!!!!!!….siiiiiiiiiiiii joder!!!!!, me corroooooo!!!!!!!!! me corrooooo!!!!!!, dijo Miguel….

Me quedé como un tonto con la polla en la mano….se acababan de follar a mi chica delante de mi…

Pasó un minuto mas hasta que la respiración de los dos se fue calmando hasta que se hizo el silencio. Tan solo se oía el ruido de mi mano meneando mi polla. En ese momento los dos se giraron hacia mi y me vieron masturbándome de pies a un par de metros de distancia de ellos.

No puedo definir bien la cara que puso mi chica, si de asco, de decepción o sorpresa al encontrarme meneándomela ante ellos. Al instante me detuve y me senté en la primera silla que tuve a mano.

Pero Raquel ya estaba apartando a Miguel de encima suyo y se puso de pies a la vez que se iba bajando sus ajustado vestido, luego pasó por mi lado meneando su culazo y se agachó para recoger su tanga tirado en el suelo. Ni me dirigió la palabra. Me dejó sentado como un tonto con la polla bien dura.

Cuando salió del salón, fue Miguel el que se dirigió a mi.

– Joder putita, menudo polvazo!!!!…venga por mi no te cortes…jejeje…termina la paja que has empezado…

Le hice caso y me agarré la polla de nuevo, comencé a masturbarme mientras tenía la mirada perdida hacia el sofá en que Miguel y mi chica acababan de follar. Nuestro vecino se acariciaba su tripa desnuda y su pene flácido mientras no dejaba de hablarme.

– Ya te dije que me la iba a follar!!!… jejeje…y no me hiciste caso…que te ha parecido putita???….yo creo que te la he dejado bien folladita, no??….por lo menos se ha corrido un par de veces….jejeje…te aseguro que follármela de pies delante de ti ha sido la hostia, joder que culazo!!!!…no creo que me canse nunca de ese culo!!!!….asi me gusta putita, que te la menees mientras te digo como me he follado a la zorra de tu novia!!!!!…jejeje…vamos putita córrete!!!….ya que no vales para follarte a Raquel, por lo menos eres buena pajeadora, venga quiero ver como te corres!!!!…dime putita….te gustaría volver a ver como me follo a tu novia???…la próxima vez se la voy a meter en la boca…jejeje…vas a ver como me la chupa!!!!

Me puse de pies mientras aceleraba mi paja, no tardé en descargar sobre el suelo a la vez que escuchaba sus palabras. Cuando me corrí volví a caer derrotado en la silla. Miguel se puso de pies a la vez que se quitaba el preservativo de su pene, luego me dio unos golpecitos en el hombro al pasar a mi lado antes de irse a dormir.

– Me he acostado con muchas tías, pero te aseguro que lo de esta noche ha sido el mejor polvo de mi vida!!!, me ha dado mucho morbo follarme a Raquel delante de ti…jejeje….me voy a dormir, descansa putita…

Cuando entré en la habitación Raquel se estaba duchando, salió de la ducha en silencio y se puso el pijama, cuando quise decir algo ella ni tan siquiera me dejó hablar.

– Mira, déjalo David, estoy muy cansada….mejor hablamos de todo esto mañana….

A la mañana siguiente cuando me levanté Raquel ya no estaba en la cama. Estaba en la cocina desayunando con unas enormes gafas de sol ella sola. Algo estaba rondando en su cabeza, pero seguimos sin afrontar el tema.

A media mañana seguíamos sin tener noticias de Miguel que no sé donde se encontraba. Raquel y yo nos pusimos los bañadores y salimos a la piscina. Ella llevaba la parte de abajo del bikini negro y en la parte de arriba llevaba una camiseta blanca sin sujetador. Nos pusimos en unas tumbonas uno al lado del otro sentados.

– Bueno pues ya ha pasado…de verdad que todavía no me puedo creer como hemos llegado a esto!!!, me soltó Raquel

– Tampoco le des mas vueltas!!!….los dos teníamos ganas de un trío y lo hemos hecho!!!

– ¿Un trío???….a eso le llamas tu un trío??…se nos ha ido de las manos por completo, yo no quería llegar a tanto con él y al final ha pasado y tu ahí mirándonos masturbándote…de verdad que ha sido todo muy raro….joder no sé….como que lo tuviérais preparado entre vosotros….me miró fijamente a los ojos…

– ¿Preparado???, dije yo tartamudeando…

– Bueno David…no me jodas!!!…esa mirada que te conozco, no me digas que todo esto estaba preparado….dime la verdad….lo habéis preparado, si o no???…

– No, no lo habíamos preparado, un día le comenté de pasada que habíamos pensado tu y yo en hacer un trío…pero solo eso

– Que habías comentado con Miguel en hacer un trío?…vas contando esas intimidades nuestras???….claro y él amablemente se ofreció a ayudarte, no?…dime la verdad, habíais planeado los dos en hacer un trío conmigo??…vamos joder, dímelo!!!!

En ese momento apareció Miguel que entraba por la puerta, no se de donde vendría, pasó por la piscina y nos saludó con la mano. Luego se fue hacia su habitación, Raquel salió como una flecha detrás de él…

– Raquel, donde vas???…Raqueeeellllllllll ven aquí…Raqueeeeeeeellllllllllllllllll!!!!!!!!!!!!

Pero mi chica no me hizo ni caso, cuando pude entrar en la casa mi chica ya estaba en la habitación de Miguel discutiendo con él.

– David, ya me ha contado todo!!!!!!!!!, sois unos jodidos cabrones!!!!!!!!, pude oirla gritar.

– No sé que es lo que te habrá contado David pero trata de tranquilizarte, no sé de que me hablas!!!, dijo Miguel

– Pues que habíais preparado el trío, habéis jugado conmigo y eso no me gusta….dime la verdad desde hace cuanto que teníais esto pensado???

Raquel se acababa de lanzar un farol, porque yo apenas la había contado nada, pero engañó a Miguel que pensaba que yo había confesado todo.

– Bueno, lo habíamos hablado, pero tampoco te lo tienes que tomar así, yo solo quería ayudaros!!!….me ofrecí a ayudar a David!!!!

– Lo sabía!!!!!!!!!….que cabrones sois!!!!!!….de ti me lo creo….pero no sé como mi novio se ha dejado engatusar por ti… y como me he dejado engañar yo también…soy una gilipollas!!!!!!!!!!….cabrones!!!!!!!….

– Shhhhhhh tranquila Raquel, no te lo tomes así…yo creo que tampoco estuvo tan mal, no??

– Que me habeís engañado joder!!!!!!!!!!….he sido vuestro puto juguete!!!!!!!!….y yo sintiéndome mal…que idiota he sido!!!!!

– Mira Raquel, yo solo os he ayudado a que cumpliérais una fantasía, por favor no te enfades con tu novio, enfádate si quieres conmigo….pero no la tomes con él…yo no voy a decir nada de esto que ha pasado, por mi podéis estar tranquilos.

Yo seguía escuchando la conversación desde fuera. Los gritos de mi chica se fueron apagando y ya solo oía a Miguel poniendo todo tipo de excusas e intentando tranquilizar a Raquel también.

– Shhhhhhh….tranquila Raquel…ven aquí, dame un abrazo….shhhhhhhhhhhh tranquila, si tienes que llorar llora, desahogate….ven aquí, abrázame!!!!

Desde fuera seguía sin escuchar nada, ahora casi les oía hablar. Estuvieron un buen rato, casi una hora hablando en bajito. Yo seguía sin poder escuchar, mi chica parecía mucho mas calmada ya, hasta que volvió a subir la voz.

– No, no, no Miguel…que haces tío???…dijo mi chica

– Perdona, yo solo quería besarte!!!!!…ven aquí nena…ven aquí…

– Mmmmmmmmmm…..Miguel para…..Miguel para….noooooooo…no he venido a esto joder!!!!!!!!

– No he podido olvidar lo de anoche…y sé que tu tampoco…ven aquí nena…por favor ven….dijo Miguel….

Estuve a punto de entrar, pero me quedé fuera escuchando con mi oreja pegada a la puerta del dormitorio de Miguel. No me podía creer lo que estaba pasando.

– Yo solo he cumplido vuestros deseos, los tuyos y los de David!!!!!….un día me lo confesó…si, me lo dijo, me dijo que una de sus fantasías era verte a ti con otro hombre!!!!….

– Miguel para….mmmmmmmmmmmmmmmm…..noooooo….mmmmmmmmmmm…

– Me encantas Raquel….vamos déjate llevar!!!!!!!!!!!!!…déjate llevar nena!!!, ahora no pienses en él, solo piensa en ti…piensa en disfrutar!!!!!

Miguel…noooooooooo..mmmmmmmmmmmmmmmmm….nooooooooo….paraaaaaa!!!!!!….por favor paraaaaaa!!!!!, dijo esta última frase entre suspiros.

Me armé de valor y entré en la habitación. La escena me dejó impactado. Los dos estaban sentados al borde de la cama, pero la parte de abajo del bikini de Raquel estaba en el suelo y mi chica estaba espatarrada con una pierna sobre Miguel que acariciaba su coñito. Solo cubría su cuerpo una camiseta blanca. Me miraron los dos y pareció no sorprenderles mucho mi presencia. Era como que lo esperaban.

Miguel siguió masturbando a mi chica que me miró en cierto tono desafiante.

– ¿Esto es lo que te pone??…ehhhhh….esto es lo que querías??, me dijo moviendo sus caderas y abriendo mas las piernas para mostrarme como Miguel metía los dedos en su interior…..

Miguel se puso de pies y le dijo a mi chica….

– Quieta nena… no te muevas, y la quitó la camiseta dejándola completamente desnuda mientras ella me seguía mirando abierta de piernas de una manera vulgar…eso es, déjate llevar!!!!!!!!…puedes sentir lo caliente que está David??….esto le vuelve loco!!!

Luego agarró por las axilas a mi chica y la puso de pies, estaba de espaldas a mi, se agachó y chupó con fuerza los pezones de sus pequeñas tetas mientras que sobaba su culazo delante de mis narices. Raquel parecía enloquecer dejándose hacer. Luego se besaron en la boca con lengua, aunque las manos de Miguel en ningún momento abandonaron el culo de Raquel. Yo seguía sin decir nada aunque desde que había entrado en la habitación estaba con la polla como una piedra.

Y más cuando Miguel cogió la mano derecha de Raquel y la puso sobre su paquete por encima de las bermudas.

– Te toca a ti…a ver lo que sabes hacer!!!!…me han dicho que esto se te da muy bien!!!, quiero comprobarlo!!!, dijo Miguel

– ¿También te han contado esto??…joder que cabrón eres David!!!!…quieres ver esto?, dijo mi chica.

Sin decir nada sobó su paquete palpando la dureza del miembro de Miguel y luego bajó un poco el elástico de las bermudas y tiró hacia abajo hasta que salió disparada la polla de Miguel. Se giró un poco y me miro a los ojos, lo justo hasta que agarró la polla de nuestro vecino. Luego se la meneó despacito sin dejar de mirarme. Una paja lenta y maravillosa.

– Ummmmmmmmm que bueno…por dios, no te pares, sigue nena!!!!!, dijo Miguel echando la cabeza hacia atrás.

Mi chica se lanzó a besar la boca de Miguel mientras aceleraba el ritmo de su paja, sacaron las lenguas y las chuparon mutuamente, un beso húmedo y guarro, pero seguía meneádosela a un ritmo perfecto. Le estaba haciendo un señor pajote. Era como que se hubiera liberado de todas las ataduras. Mi chica estaba allí de pies desnuda masturbando a un señor de 55 años delante de mi y éste no dejaba de sobar su culo desnudo.

Lo peor fue cuando sin soltar la polla de Miguel se volvió a dirigir a mi.

– Ya has visto bastante por hoy…sal de la habitación!!!…no me apetece que veas mas!!!!!

– Pero Raquel!!!….creo que tengo derecho a estar aquí!!!!…no puedes echarme!!!!!, dije yo…

– Claro que puedo echarte!!!!…he sido una tonta, pero ahora yo decido!!!….no querías esto????…pues lo vamos a hacer….pero como yo decida!!!!!!….y ahora decido que no estés delante!!!!!…hoy no quiero que estés delante mientras follamos!!!!….porque eso quieres no???….quieres que me folle, verdad???…pues sal de la habitación, haz lo que quieras, me da igual si nos escuchas o te la meneas!!!!…pero no te quiero aquí…

No quise ponerme a discutir en ese momento con Raquel. La dejé hacer lo que quiso, me sentí humillado y despreciado por ella. Pero a la vztenía el mayor calentón de mi vida. Salí de la habitación y Raquel empujó la puerta sin cerrarla del todo, solo se veía una pequeña abertura, luego vi como se iban hacia la cama los dos.

Desde mi posición tan solo veía una pequeña parte de los pies de la cama. Miguel estaba tumbado boca arriba y se veía hasta sus muslos, al poco mi chica se puso a gemir, deduje que se había puesto sobre Miguel. Estaba sentada encima del viejo. Se lo debía estar follando. Una de las veces se echó hacia atrás y pude ver su cuerpo follando con Miguel, pero luego se volvía a echar hacia delante y ya no podía verla desde mi sitio.

Naturalmete podía haber empujado un poco la puerta y ver todo el polvo, pero hice caso a Raquel y no toqué la puerta. Era como que me daba mas morbo. Ver un poco e intuir el resto. Yo hacía caso a mi chica y la obedecía en lo que me mandaba. Me ponía a mil mi sumisión. Desde donde estaba solo veía en parte a Miguel y un pelín la parte trasera del culo de Raquel moviéndose sobre él. Lo que mas me excitaba era sin ninguna duda escucharles y cuando de vez en cuando la mano de Miguel azotaba alguna de las nalgas de mi chica en esa postura.

Me saqué la polla y comencé a masturbarme mientras cerraba los ojos escuchando a mi chica moverse encima de Miguel. Pero no tardaron en cambiar de postura.

– Ven aquí, ponte esto debajo, dijo Miguel poniendo a mi chica a cuatro patas y soltando un sonoro azote en su nalga derecha que ya estaba colorada. Colocó una almohoda debajo de ella y comenzó a a trabajarse a mi chica.

Yo tan solo veía la parte final de las piernas de mi chica en la posición de perrito, pero a Miguel si que le veía bien, se quedó de rodillas detrás de ella y vi como se quitaba el preservativo. Por lo menos había tenido el detalle de no follarse a mi chica a pelo. Echó las manos hacia delante por lo que deduje que iba a poner una a cada lado de los gluteos de Raquel y se inclinó hacia delante. Aunque no lo veía estaba claro.

Le iba a comer el ojete a mi novia…

Raquel intentó protestar un poco…

– Eso no!!!!….no lo hagas que me da vergüenza!!!!….eso no por favor!!!!!!

– Shhhhhhh…tranquila….déjate llevar, relájate y déjame a mi!!!!!!!…..te vas a correr como nunca en tu vida….voy a darte por el culo Raquel!!!!!!

Aquellas palabras me excitaron terriblemente. “voy a darte por el culo Raquel”. Ni yo mismo había penetrado analmente a mi chica aunque ella no era virgen por su parte trasera. Tuve que soltarme la polla para no correrme. Por un momento estuve tentado de abrir un poco mas la puerta y verlo todo pero de momento no lo hice.

Solo escuchaba los gemidos de Raquel que presumiblemente estaba siendo lamida por detrás y seguramente tuviera algún dedo del viejo dentro de su culo. La escena seguramente era muy guarra e impúdica y yo no lo podía ver. No iba a poder aguantar mucho mas sin poder abrir la puerta.

Luego vi como la mano de Miguel se dirigía hacia la entrepierna de Raquel, por la forma en que llevaba la palma de la mano, boca arriba, era como si se la fuera a meter por el coño. Al momento el brazo de Miguel comenzó a moverse delante y atrás con fuerza, por lo que estaba pajeando a Raquel. Lo mejor fue cuando el coño de Raquel se puso a chapotear y todos sus jugos salieron disparados hacia atrás y bañaron el cuerpo de Miguel a la vez que gemía escandalósamente. Se acababa de correr por primera vez.

Luego Miguel se inclinó hacia delante y plantó su cabeza entre las nalgas de mi chica. Cuando volvió a retirarse hacia atrás, tenía toda la cara empapada de los jugos de mi chica. Luego se puso erguido ante ella agarrándose la polla.

– No te muevas Raquel, ya está preparado!!!… te la voy a meter!!!!!!!…no puedo esperar mas!!!!!, dijo Miguel…

El que no podía esperar mas era yo, que en el momento de duda que tuve de si entrar o no entrar en la habitación escuché a mi chica gritar.

– Ahhhhhhhhhhh…..despacio….despacio joder!!!!!!!!!!!….con cuidado por favor!!!!!!

– Shhhhhhh….tranquila nena….ya está casi toda dentro….ya queda poquito!!!

Pero Raquel no debía de opinar igual, seguía gritando a cada centímetro que la desgarraban el ano. Su culazo estaba siendo follado por aquel viejo. Cuando me decidé a entrar en la habitación me encontré con la siguiente escena.

Mi chica estaba con la cabeza y su cuerpo estampado contra la cama mientras levantaba su culo con ayuda de una almohada debajo de su cuerpo. En la parte de la almohada que justo quedaba debajo de su coño había una gran mancha de sus flujos. Posiblemente una mezcla de saliba de Miguel y parte de los jugos de mi chica después de haberse corrido. Miguel estaba detrás de ella sujetándola por la cintura y enculaba a Raquel con movimientos rápidos y secos.

Sus cuerpos chocaban con fuerza en la imagen mas morbosa que había visto en mi vida. Miguel se estaba follando por el culo a mi chica. En cuanto me vió entrar sacó la polla y la puso sobre la rajita de su culo. No llevaba puesto ningún preservativo!!!!!….Luego la agarró y golpeó con ella las nalgas de mi chica, para después volvérsela a meter por el culo ya con una sorprendente facilidad.

Raquel tenía la cabeza agachada y su cara era una mezcla de placer y de dolor. Cuando me vio se quedó sorprendida de verme allí, pero apenas tenía fuerza para apenas poder hablar. Solo estaba concentrada en su placer y mas cuando Miguel se inclinó sobre su espalda y comenzó a masturbar el clitoris de mi chica.

– ¿Te gusta que te follen por el culo, nena???….verdad que te gusta????….ahora quiero ver como te corres!!!!!, dijo Miguel…

– Siiiii, sigue, sigueeeeee!!!!!!!!!….sigueeee!!!!!!, dijo mi chica a punto de correrse de nuevo

– Te gusta que te follen por el culo zorra??, dijo Miguel mas alto, soltando un duro azote en su culazo…

– Ahhhhhhhhhhhh….siiiiiiiiiiiii….joderrrrrrrrrr….me gusta, me gustaaaaaa!!!!!!!….siiiiiiiii, me gustaaaaaa!!!!!!

No tuvo que hacer mucho esfuerzo para hacer que Raquel volviera a tener un orgasmo maravilloso mientras follaban como animales. Miguel se detuvo unos segundos sacando su miembro y dejándolo apoyado en sus glúteos mientras Raquel se recuperaba, pero luego otra vez se puso erguido detrás de ella y volviéndola a sujetar por la cintura comenzó a penetrarla de nuevo. Yo no pude mas y me saqué la polla, no tuve ni que meneármela. Raquel me miró en ese momento.

– Te he dicho que no te quería ver aquí, joder!!!!!!!!!….vamos córrete y sal de una puta vez!!!!!!!, me dijo a la vez que mi polla empezaba a descargar de nuevo sobre el suelo de la habitación…..

Seguramente Raquel ya no estuviera tan excitada después de haberse corrido dos veces, pero Miguel seguía taladrando su culazo perfecto sin piedad una y otra vez, una y otra vez.

– Shhhhhh tranquila, deja que lo vea, dijo Miguel, quiero que vea como te doy por el culo nena , ya no me queda mucho para correrme!!!!!, deja que se quede!!!

– Venga termina, dijo Raquel, venga córrete!!!….

Miguel detuvo sus embestidas y se apoyó sobre la espalda de Raquel acariciando sus tetitas, se giró mirándome a mi.

– ¿Te importa que me corra dentro de su culo??, me dijo…

– No, me da igual, lo que Raquel prefiera, dije yo después de acabar de correrme mientras me guardaba la polla…

– ¿Quieres que me corra dentro, nena????…

– Termina donde quieras….pero por favor date prisa….ya me empieza a molestar un poco por detrás…

Apenas hizo caso a las palabras de mi chica y volvió a reanudar sus embestidas. Luego estuvo por lo menos 5 minutos mas perforando su culazo a un ritmo elevado. Raquel ya apenas gemía. Tan solo se dejaba follar en la postura del perrito. Solo se escuchaban los suspiros de Miguel y los cuerpos de los dos al chocar.

– Ahhhhhhhhh….me corro diossssss….me corrooooooo….joder siiiiiiii….joderrrrrrrrrrrr….me corro dentro de tu culo….siiiiiiiiii!!!!!!!!!!!….me corro zorraaaaaa!!!!!!!!…mírameeeee nena, mírameeee!!, dijo agarrando por el pelo a mi chica para obligarla a que mirara hacia atrás

Con un último golpe de caderas, Miguel cayó sobre la espalda de mi chica sin soltar su pelo y se corríó detro de ella mientras alcanzaba su boca para besarla. Se corríó en su ano. Bañando las entrañas de mi chica con su caliente leche. Salí de la habitación….ya había visto bastante por ese día.

A la mañana siguiente se terminaba el viaje a Mallorca y Raquel y yo volvimos a casa. En todo el viaje de vuelta apenas hablamos de lo sucedido. Aunque Raquel en una cosa estaba convencida.

– Mira, no sé como hemos dejado que pasara ésto en Mallorca, pero no va a volver a pasar, no quiero volver a ver a Miguel…me dijo.

Estábamos a mediados de abril y fue el momento en que decidí comenzar este relato. No sabía que es lo que podía pasar a continuación entre nosotros, como iba a seguir nuestra relación…ni que es lo que iba a pasar con Raquel y Miguel cuando éste volviera de Mallorca.

EPILOGO

Miguel tardó unos 20 días en regresar a casa. En ese tiempo Raquel y yo intentamos aceptar lo que había pasado en Mallorca y normalizar la situación. Lo que tenía muy claro mi chica es que no iba a volver a pasar nada con nuestro vecino de 55 años.

Cuando regresó me llamó a su casa una mañana y estuvimos comentando lo que había pasado en Mallorca. Tuvimos una mañana morbosilla, primero me estuvo enseñando fotos de la tetona alemana que se estuvo follando y luego me dijo que había disfrutado mucho follándose a mi novia delante de mi y sobre todo metiéndosela por el culo. Ni que decir tiene que acabé haciéndole un par de pajas y cuando me corrí yo le volví a decir que era su putita y que podía volver a follarse a Raquel cuando quisiera.

Y claro que lo volvió a hacer. Aunque Raquel estaba convencida de que no iba a pasar nada con él, o por lo menos así me lo había asegurado, después de la primera clase de padel Miguel la dijo a mi chica que tenía que hablar con ella, que si subía a su casa. Y Raquel aceptó. Y terminaron follando de nuevo. Tampoco tuvo que hacer mucho esfuerzo para convencer a mi chica. Luego Raquel subió a casa y me lo contó con todo detalle, me puso tan cachondo que me hizo un señor pajote mientras me lo contaba todo.

La siguiente vez que ocurrió algo entre ellos yo estaba trabajando. Miguel se presentó en nuestra casa sabiendo que yo no estaba y Raquel le dejó entrar en casa. Me dijo que en cuanto le vio en la puerta y le dejó pasar sabía que iba a dejarse follar. Luego Miguel se fue para casa dejando a mi chica totalmente confundida. No podía decirle que no. Miguel se la empezó a follar cuando y como quería, la hacía ir a su casa o se presentaba en la nuestra y mi chica terminaba abierta de piernas sin ninguna oposición.

Así estuvieron por lo menos un mes, Raquel me contaba parte de lo que pasaba, pero dejó de contarme muchos de los encuentros, todo lo sabía por boca de Miguel que me seguía poniendo al día. Me contó como se follaba a Raquel, como lo hacía ya indistintamente por el coño o por el culo, sin preservativo, como consiguió que mi chica le terminara chupando la polla al viejo, como se corría en su cuerpo, en su culo, en sus tetitas, en su pelo…incluso en su cara, cosa que a mi no me dejaba hacer!!!!!!!… No le decía a nada que no. Y cada vez que se veían mi chica se corría como mínimo un par de veces.

Pero ya cada vez sabía menos de sus encuentros. Fui poniendo distancia con Miguel, ya no quería saber nada mas de él y Raquel ya dejó de contarme que se veía con él. Los dos sabíamos lo que pasaba pero ya no lo hablábamos. Por ejemplo después de las clases de padel se ponían a follar y yo desde el piso de abajo les escuchaba, luego ella llegaba a casa y hacíamos como que no pasaba nada. Un día que llegué del trabajo estaban follando en nuestra casa, en nuestra cama y yo como un gilipollas lo consentí todo sin decir nada, me puse a preparar la cena con la polla dura mientras ellos follaban.. Luego me acerqué a la puerta y les vi follar por última vez. Mi chica cabalgaba sobre el viejo moviendo su culazo con una velocidad increible. Cuando terminaron Miguel se fue de nuestra casa como si nada.

La relación con mi chica se vino abajo por completo. Apenas ya teníamos relaciones sexuales y para mi era muy duro saber que estaba follando con Miguel y no lo estaba compartiendo conmigo. Además cada vez la notaba mucho mas distante como es normal. Ya llevaba dos meses follando con Miguel cuando éste una mañana se presentó en mi casa. Nuestro vecino me advirtió que Raquel iba a dejarme, pero que él no quería eso ni tampoco quería meterse en la relación, que iba a dejar de ver a mi chica. Me quedé totalmente fastidiado.

Al dia siguiente los pude escuchar desde el piso de arriba como Miguel la decía a mi chica que no quería volver a verla, que él tenía una relación con Mercedes y que no quería seguir con aquello, Raquel intentó convencerlo y le suplicó que siguiera con ella, pero Miguel siguió firme en su decisión pero al final se la volvió a follar casi como un último favor hacia ella. Como despedida metió su polla en el culo de Raquel para conseguir que se volviera a correr. Luego la dijo que era la última vez, que se fuera para casa.

Cuando Raquel llegó a casa me dijo que se iba. Esa noche ya no durmió en casa, al día siguiente se presentó en casa y me dijo que necesitaba tiempo para pensar en todo, que necesitaba desconectar. Era una ruptura temporal, se pidió una excedencia en el trabajo y se marchó a Londres con una amiga a pasar el verano.

Durante ese tiempo me sentí muy solo. No tuve ninguna noticia de mi chica. Me encontré varias veces jugando al padel a Miguel, con Mercedes, Berta y el novio de ésta. También los vi varias veces en la piscina, una vez estaban Berta y Mercedes en las duchas de la piscinay los dos hablaban y se reian mirando hacia ellas, parece que Miguel me había sustituido por el novio de Berta. Ya tendría una nueva putita??

Una noche que salí de fiesta con los amigos, casualmente me encontré con Berta y unas amigas. Llevaba unos mini shorts que la hacían un culito y unas piernas increibles. Estaba muy buena a sus 18 añitos. Se me vino a la memoria lo que pasó entre nosotros, como me dejé pajear y me arrepentí de no habérmela follado. Intenté acercarme a ella para hablar, a ver si caia algo, pero vamos que pasó de mi totalmente. Ya no tenía nada que hacer con aquella zorrita.

Tres meses mas tarde Raquel volvió de Londres y me volvió a dar una oportunidad pero con condiciones. Se había hecho un fuerte cambio de look, se había cortado su melena morena y se había cortado el pelo muy corto, dejándose el flequillo largo hacia un lado y se había teñido el pelo de rojo. Me dijo que íbamos a empezar otra vez poco a poco desde el principio. Pero lo mas importante es que ya no podíamos vivir en nuestro piso. Teníamos que venderlo. En el tiempo en que tardamos en vender el piso ella se volvió a vivir donde sus padres y yo me quedé en el piso.

Comenzamos de nuevo a salir como casi desde el principio, con citas, cenas, salidas al cine, todo muy poco a poco. Ella me confesó que en los tres meses que había estado en Londres también se había estado follando a un compañero de piso de su amiga. No quería secretos. Me costó un mes mas de citas y cenitas para volver a follarme a mi chica, alquilé para la ocasiónuna habitación de hotel, quería que fuera en plan romántico. Pero Raquel no quería ñoñerias, quería follar!!!! Fue una pasada follármela a cuatro patas con ese cambio de look, mi chica estaba muy cambiada, no solo en el físico sino también en su actitud, se me vino a la cabeza a mi chica follando con Miguel y con el de Londres. Parecía incluso que se movía distinto en la cama. Evidentemete la primera vez me corrí fue muy rápido, pero aquella noche me la follé dos veces mas. También podía conseguir hacerla llegar al orgasmo

Poco a poco todo fue volviendo a la normalidad entre nosotros. En cuanto a Miguel, lo último que supe es que seguía saliendo con Mercedes y dando clases de padel. Hace mas o menos un mes conseguí vender el piso con el que viví con Raquel. Recuerdo cuando se lo enseñe a una pareja de mas o menos 30 años que nos lo compró. Ella era una chica normal con muy buen cuerpo, tenía su morbillo, cuando pasamos por la zonas comunes estaba Miguel dando clases de padel. Les dije que ese era su vecino de abajo y que también daba clases de padel por muy buen precio. La pareja también jugaba al padel, la chica le dijo al novio que tenía buena pinta y que se iba a apuntar, me preguntó que que tal las clases.

– La verdad, es que da muy bien las clases, sobre a todo a chicas que están empezando, suelen quedar muy satisfechas…

¿FIN?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s