NÁUFRAGOENLALUNA

Los “Bob Marleys” se iban a la feria de Abril de Sevilla (no volvimos a tocar los cigarros de la risa pero tampoco nos metimos a curas).

Año 1998, quinientas pesetas en el bolsillo y una garrafa de “vino” de dudosa calidad, (digamos que un par de días mas tarde hubiera estado en la estantería de los vinagres) no necesitábamos más.

Una tortilla de patatas en la feria costaba 400 pesetas, uno se hace una idea del nivel que llevábamos (éramos gente pudiente, del taco). La idea estaba clara, beberse el vinillo y dejar que el azar obrara a nuestro favor…las chicas más guapas de la feria nos invitarían a sus casetas privadas, bailaríamos sevillanas (yo no he bailado en mi vida), cantaríamos (igual de bien que bailar), nos pagarían el taxi de vuelta y por qué no, nos casaríamos vestidos de corto con alguna de ellas.

Cuando sólo nos habíamos bebido la mitad de la garrafa, éramos 4 envases de vino con carnet de identidad de humanos. Esa noche prometía.

Me levanté en el hospital con una pulsera (todo incluido) en el brazo izquierdo con mi nombre y mi dirección. Cuando te pasa algo así lo único que te consuela, es saber que la pulsera está en el brazo y no te cuelga una etiqueta del dedo gordo del pie (muerte por sobredosis de vinagre, selección natural, no tocar)

Al día siguiente (ya en casa) me llamó mi prima para contarme una historia rara que según ella habíamos protagonizado en su caseta la noche anterior yo y los tres capullos que me acompañaban (palabras textuales). Ya de entrada es una cosa extraña porque yo esa noche la había pasado durmiendo plácidamente en el hospital con mi pulsera (toma coartada prima, zas! En toda la boca), no recuerdo haber estado en su caseta (es más, no recuerdo haber estado en la feria), estaba claro que se equivocaba de primo.

Por lo visto, estos individuos llegaron a su caseta en un estado deplorable y después de discutir un rato con el portero consiguieron entrar con una garrafa enorme de “vinagre” (a la que le habían colocado una corbata), una vez dentro se recorrieron toda la caseta molestando a los allí presentes, mesa por mesa cantando “Mi gran noche” de Raphael con la garrafa en alto, ¡que hijos de puta!, cómo se lo pasaba la gente y yo durmiendo en el hospital como un pringao. Los camareros los echaron cuando por lo visto uno de los “capullos” se subió a una mesa al grito de: Yo soy el rey lagarto yo parto y reparto (Jim Morrison) derramando vino por todos lados. Me hubiera gustado verlo, hay que tener estilo para hacer algo así y también ser un gilipollas integral (dos en uno). Que se junten en la misma caseta el dios Dionisio y Jim morrison es algo de lo que alegrarse y no para molestarse ¿no? (estos feriantes son de lo que no hay)

Después de esa llamada me vi obligado a pedir un traje prestado e ir otra vez a la caseta a pedir disculpas, al entrar algunos me aplaudieron mientras cantaban: Que pasará, que misterios habrá, puede ser mi gran noche (rencorosos)

Fui a la barra y empecé:

  • Por lo visto hace un par de días, yo y unos “amigos” estuvimos por aquí un poco borrachos, no recuerdo mucho, pero si os ofendimos en algo os pido mil disculpas en nombre de todos (esos mamones no tenían que venir para pedir disculpas disfrazado de tío serio, ni poner cara del gato de Shrek (con lo que cansa eso), así cualquiera la lía parda, ya podía haber venido Jim a solucionar esta historia).
  • No pasa nada chaval, en feria estas cosas pasan cada día, no te preocupes, tómate una copita que te invitamos. Sólo de pensar en tomarme algo me daban náuseas, pero por educación, lo hice.

Yo no sé cuantas disculpas pedí y si todas acabaron con “tómate una copita” pero me levanté abrazado al váter, tardé cuatro segundos en darme cuenta de que estaba en mi casa (los segundos más largos de mi vida) Levantarse abrazado al váter de una caseta debe ser algo bochornoso, tampoco es que hacerlo en el váter de tu casa tenga más glamour, pero es un poco más higiénico. Me faltaba un zapato, cojonudo, ahora tendría que decirle a mi hermano (el dueño de los zapatos) que un cojo con pinta de matón me había robado un zapato a punta de muleta en la feria.

Estuve todo el día con una resaca horrible y rezando para el teléfono no sonora y fuera mi prima otra vez o algún otro miembro de mi familia, contándome historias raras que me hicieran volver a la feria a pedir más disculpas, por cosas que habían hecho “otros”.

 

Años después alguien tuvo la brillante idea y “original” de celebrar una despedida de soltero en la feria (otra vez la puta feria, ¡cansinos!). En el momento en el que todos son tus mejores amigos, abrazas, besas a la gente que no conoces y todo es de color (que diría Lole y Manuel o Triana), todos quisimos pagar la última ronda y…lo conseguimos. Al día siguiente nos dimos cuenta de lo ocurrido:

Amigo 1: Pago yo, toma.

Amigo 2:  No no, ni hablar, (abrazo y beso) pago yo.

Desconocido 1: ¡A mis amigos no les vayas a cobrar!, te cobras de aquí (golpe en la barra con el dinero).

Yo: ¿me das cambio?

Con estas, y en un estado de “estamos tan agustito” (que diría Ortega Cano) dejamos en la barra más de 150 euros y nos fuimos con los vasos, la cuenta era de no más de 30 euros, habíamos dejado sin querer  una propina tipo Arabia Saudí.

Estoy seguro de que desde entonces hay una caseta con el nombre “Los propinas” y hay una foto nuestra junto a una vela que no dejan que nunca se apague con la esperanza de que volvamos algún día.

No hace muchos años estuve en la feria, esta vez me prometí no beber nada y lo conseguí, pero tuve la sensación de estar viviendo y viendo en bucle los primeros siete minutos de la película “ La gran belleza” de Sorrentino, si me llego a quedar más tiempo me hubiera tenido que tomar una copita sí o sí (era única forma de poder “entender” algo de lo que allí ocurría).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s