JOANA LLÀCER

Siento no ser lo que debería ser. Bueno, en realidad no.

De hecho me encanta no ser lo que debería ser. Me atrevería a decir que incluso me excita no serlo.

Me excita ser capaz de establecer mis expectativas sobre mi misma mucho más allá de lo imaginado por la sociedad. Tan lejos que ni las veo.

No se que seré, ni que será de mi. Pero si sé que lo que voy a ser no se detendrá a las puertas de unos limites impuestos por nadie, porque tengo fuerzas suficientes para convertirme en alguien.

Y cuando digo alguien, no me refiero a alguien admirado, sino a alguien admirable. Un término difiere mucho del otro. Y esto es así porque la única persona que deseo que me admire soy yo misma.

Cuando esto suceda, seré el alguien que siempre quise. Y no sufro por no contentar a quienes me quieren. Porque querer es más que admirar. Y no sufro por aquellos que no me quieren, porque si no me quieren me da igual que me admiren.

Seamos quienes no debemos ser. Sorprendámonos a nosotros mismos y que en el mundo se refleje nuestra sorpresa.

Nadie sabe qué o quién debes ser porque eres distinto a cada segundo y de cada segundo depende qué serás en el segundo de después.

Riámonos de lo que se espera de nosotros porque no es más que un chiste. Hagamos desesperar a los que esperan y dejemos de esperar para ir en busca de aquello que nos hace felices.

El mundo es el único que nos espera y yo espero ser valiente para ser de todo, en todas partes y a todas horas.

Quiero sentir una y otra vez curiosidad, correr hasta ella y matarla.

Quiero emocionarme hasta llorar y sentir infinitas veces más la adrenalina que te invade cuando te aventuras y no sabes qué va a suceder.

Quiero reírme de mi misma y de mis jodidos, estúpidos e incontrolables impulsos mil veces más.

Quiero que la vida me excite. Quiero que me seduzca con sus elementos y criaturas y me lleve hasta el éxtasis tantas veces como pueda.

Y que no nos entienda nadie. Ni si quiera nosotros mismos.

Quiero comerme el mundo y que su azúcar me deje ser dulce para siempre.

Tomemos la locura por un regalo y disfrutémosla tan fuerte que los cuerdos nos envidien y nos quieran criticar.

Si ellos nos entienden. Es que algo no estamos haciendo bien.

Un comentario sobre “¿Lo siento? ¿Me encanta? Me excita

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s