JP

Mas allá, supuestas voces que retumban en mi; permiten verme en otras circunstancias y atenuantes que desdicen lo que veo  a mi alrededor.

Porque siento que sirvo al espejo desde donde no nos miramos a menudo y  que siempre estamos tan ocupados que no nos permitimos mirar.

Así como las noches ocultan los paisajes a los ojos de los hombres mientras aún siguen allí y sin embargo no los vemos hasta que amanece. Así las horas angustiosas que vivimos a diario en ésta nuestra noche aparentemente  interminable ; al menos  es lo parece a simple vista , ya que no se vislumbran grandes cambios de dirección para que así ocurra.

No creo que el hombre desista de abrazar sus sueños rotos, pero permitirme decir que muchos hombres aún ansían servir de espejo ponzoñoso al resto del que ocupa; pensando de que forma adueñarse del resto de la tarta que nos queda aún en el plato .

Es por Este motivo que sigo descifrando los arrojos y las señales sutiles que están a cada paso del camino.

Puro es el que piensa en recibir a cambio de su altruista acción hacia la sociedad, un simple abrazo, una simple palabra de agradecimiento por haber incluido a la humanidad; por no haber renunciado nunca  al rescate honesto, al verbo “Hacer” para llevarles consuelo; puso “ Alguien “ en los hombres sus ansias de respeto, de acuerdo, de unión, de Amor y de amistad. Solo el hombre que revele los secretos escondidos en su alma, podrá ver las luz que se avecina, sin faltar ni un solo día a las aulas de la escuela de la vida.

Pasan lista los ángeles de los alumnos que se inician, luego llegan los que saben quererse y que despacio suben a sus sitios con respeto a toda la clase; luego por último están los que renacen cada día simplemente por agradecimiento y que al despertar pueden ver el sol que alumbra y oyen las voces de los que anuncian buenas nuevas; que no ponen en entre dicho si los altos mandos celestiales les permiten o no acceder a ellos; ellos saben donde, como y cuando les harán participar entre sus luces del alba único que renace en cada alma .

Como antes he dicho en otras voces; “nada se pierde y todo se transforma” y es tal el destino por el hombre iniciado, y es tal el desacuerdo enredado entre coraje y desmedro, pudriéndose los últimos entre sus calles polvorientas vacías de vientos que las barren y siempre están desiertas de calma, porque todos corren hacia algún lugar que nunca llegan, porque siempre siguen una rueda sin final que lo único que hace es desgastarlos y quemar sus nobles corazones instalando en sus entrañas el desanimo y el caos.

Así pasan los años y las décadas y los siglos incluso, que nos ha tomado llegar a comprendernos, que somos algo mas que simples cuerpos, que algo debe haber detrás del vello; algo mas que complejos organismos de carbono .

¿Por qué alguien se tomaría tanto tiempo en crearnos ?  Y si fue fruto de la casualidad como algunos eruditos piensan convencidos, ¿para qué tantos esfuerzos en aparecer agradables al resto?

¿Para qué tanto refinamiento, tanta pompa y tantos rituales como el tenedor para el pescado o el arroz?

¿Por qué el esmoquin y vestidos de largo, por qué las joyas y los caros carruajes; la alta cocina, la alta costura, los  enólogos entendidos  y los títulos  académicos ?

¿Para qué los  hoteles de lujo y los yates, los cultivos de perlas y los sastres?

¿Para qué? Si  solo somos fruto de la casualidad,  un choque fortuito en el espacio que nació hace cientos de miles de millones años atrás .

Por más que pienso y reviso la historia de la humanidad, siempre han estado presentes en todos los niveles,  los siete pecados capitales .

¿Para qué entonces  tantos esfuerzos en crearse una imagen? ¿En vender una postal que no sirve a nadie?

Si todo fuese un despropósito, si  buscar  ternura  ya  no sirve,  si el Amor no existe; si templar un sable es mas importante que cuidar una rosa del jardín, si todos los años que he invertido en mis quimeras fuesen  pérdidas  de tiempo y de amarguras; tensaría una cuerda en mi cuello y perdería para siempre el alma entre sollozos.

Por eso queridos hermanos míos, amados seres  que renuncian a soñar desde las justas pautas que reciben del entorno; supuestamente resignados por el hambre de justicia; no dejen que les lleven las almas sus hermanos casi ciegos y piensen un instante en todo ello.

Perdonad y sed amables, no renuncien a los sueños que heredamos de los que amaron nuestro mundo y que dejaron su piel en la tierra, pero que no serán olvidados por el que lleva inscrito cada ser que muere y registra cada tizón de luz y cada peldaño por mas mínimo que sea; todo queda registrado y nada se pierde; sobreponte a ellos, los que no saben, los que aún no creen, los que siguen ciegos, los que desean ser sordos al justo reclamo y sigue enamorándote del alma, piensa en todos los niños aunque aún ahora nacen y que necesitan un consuelo, una voz de esperanza, un cariño sincero y tu voz que “Alguien “ quiso que tuvieras para animar a otros a elevarse por encima de la turba y desde donde  podrás ver lo real de lo perverso.

Para amarte, para amarme y alumbrar a todo el resto .

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s