ANA LESMAN

 

¡Cuántos secretos esconden las voces!

Cuántos gritos callados guardan los silencios no expresados.

Dicen que todos somos el secreto de alguien…

Sé que tú eres el mío, pero…

Tan oculto que se diluye entre la penumbra y la sutileza.

Me pregunto si tú, en oscuros desvelos, ves mi rostro.

Tú, mi más íntimo secreto, mi más amado deseo.

Y así ando! Obligando a que olvide la razón.

¡Irreflexiva, imprudente e involuntaria razón!

Forzarla para que la cordura entre en este desconcierto…

Laberintos disimulados.

Cuando el secreto está…

En la palma de las manos

de un bohemio trasnochado.

Extemporáneo e irreflexivo soñador.

Un comentario sobre “Laberinto disimulado     

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s