ANA LESMAN

 

Si por una vez, tan solo una,

mis  ojos se cruzaran con tus ojos,

tu boca pronunciara mi nombre,

y si una, solo una,

Amor,

mis manos leyeran tu rostro…

¡No sería solo una!

Serían…

Todas las que me pregunté

qué haría si por una vez…

Yo despertara del sueño de tu piel,

dejar de sentir la desnudez de la distancia

con latidos indolentes de casualidades silenciosas.

Y si por esa, sólo esa vez,

mi Amor saliera de tus labios

¡Ay! Amor

la distancia abandonaría el vestido de lo prohibido.

Porque, a veces amar,

simplemente Amor no encuentra explicación.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s