FRANCISCO J, MARTÍN
Dicen que los sueños afloran lo que vive en nuestro interior, y nos hacen sentir más vivos.
Dicen que aunque no los recordemos están ahí y los vivimos cada día, o mejor cada noche.
Llevo tiempo que no soy consciente de tenerlos, no los veo al despertar, ni soy capaz de
recordarlos más tarde.
Llevo tiempo en este gran campo, en esta nueva aglomeración “social”.
Llevo tiempo, mucho tiempo, en este refugio rodeado de alambradas.
En este campo donde debo sentirme seguro, donde debo sentirme “salvado”, donde no me siento en mi hogar.
Dicen que con las alambradas estamos protegidos, que están ahí para que nadie nos ataque.
Dicen que es mejor no salir, y no nos dejan.
¿Hasta cuándo vivir esta vida?
Estoy seguro, anoche no soñé.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s