Z
Resulta que hace poco imaginé una escena donde yo iba camino a casa.
Estando por abrir la puerta para entrar sentí un golpe en la espalda. Fue un golpe seco que me dejo caído al pie de la puerta. Luego sentí pasos detrás mío.
Me incorpore de manera debilitada. El golpe me había herido la espalda.
Luego entraba a mi casa. Y me dirigí al baño. Allí lavaba mi cara y miraba mis ojos en el espejo. Casi no distinguía las pupilas de mis ojos. Mi frente se encontraba con lineas oscuras que iban de un lado a otro.
Salí rapidamente del baño en dirección a la puerta. En el intento choqué con una silla y caí al piso. Desde el piso volví a oir pasos detrás mío. Me preguntaba si había alguien dentro de la casa.

Luego de tal imaginación retomé mis activades laborales.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s