MANGER

Primero fue el Huevo-HechoIdea, y del embrión eclosionó una inmaterial Nube de Vapores Rosas que hizo del entorno vacío su primer hogar; un lugar absoluto, sin distancias, cúbicamente infinito, donde las dimensiones eran pura entelequia, un espacio donde no existían ni el “aquí” ni el “allá”. No había sonidos, ni luces ni sombras, ni el hambre, ni unos verdes valles, ni arbustos frutales, ni altas montañas, ni nieves, ni lluvias, ni calor o frío… Pues, ¿por qué tener ojos, oídos o boca, sin necesidad? Era puro pensamiento, pensamiento puro, surgido por arte de ensalmo de un óvulo místico no dimensional.

Al cabo de miles de eones la rosada Nube tomó conciencia de sí misma, y su puro pensamiento se sintió muy solo en ese lugar de vacío infinito. En su soledad, comenzó a vagar por distintos rumbos sin destino alguno hasta que, aburrida, ideó una forma de hacerse notar: decidió Crear. Y de la Nada se le ocurrió crear la materia, y de la materia las galaxias y millones de estrellas, planetoides, planetas pequeños, medianos y enormes, ardientes y fríos, con redondeadas formas copiadas del HuevoHecho-Idea, y a todos ellos los hizo palpitar bajo la brillante luz de unos soles, e hizo surgir al detalle el inseparable concepto del EspacioTiempo.

Pero la sutil Nube de Vapores Rosas siguió sintiéndose sola, y se condenó a seguir pensando la forma de evitar ese sentimiento que tanto la angustiaba. Para meditarlo se tomó un respiro en la cara norte de un níveo sol que había creado para que sus gélidos rayos de luz alegraran los planetas que lo circundaban.

En aquel ambiente de tan fría paz, al observatorio de todas las estrellas, la rosada Nube se paró a pintar en la nieve de aquel joven sol, y comenzó a esbozar una antropoide figura de gráciles formas, con dos largas piernas, un par de proporcionados brazos provistos de ágiles manos y una gran melena en su cabecita; y, en ella, finamente subrayada, una tierna boca de sensuales labios, con dos ojos marrones y profundos dotados con unos párpados de largas pestañas para abanicarlos, y una graciosa nariz encima de su boca… Después le curvó una estrecha cintura asentada en caderas acordes con sus piernas, y dos senos para amamantar con su miel los Cachorros-copia de su propia forma.

La sutil Nube de Vapores Rosa se quedó embobada mirando su pictórica obra, y con cada mirada que echaba al dibujo más ganas le embargaban de ser como él… Y tanta envidia llenó su voluntad que decidió convertirse en ella para palpar sus sentidos más cerca y así sentirlo de veras. Sin pensarlo más, se hizo de carne en las dibujadas formas y, para celebrarlo y tomar conciencia de su ser y estar, inventó el bautizo y se invocó a sí misma Mujer… Cambió aquel frío sol en un verde planeta lleno de esperanza; pintó después los ríos, los mares, las cumbres y cientos de animales a los que dio movimiento propio… Tras ello, haciéndose un mullido lecho con flores de lirios de agua, se tendió a lo largo fundiéndose en él, dejándose ver sus curvas caderas al abrirse en dos su larga melena, y, sin parto ni dolor alguno, Mujer donó libremente su falsa costilla, surgiendo de ella otro bípedo ser al que llamó Hombre

Y Mujer miró a través de los ojos de Hombre

Y nació Amor

Y Hombre, fiel a su falso origen, premió a Mujer y  a su estirpe con ingratas desdichas y viles maltratos a lo largo de siglos, trocando por fin al Amor en triste lejanía, en abandono, en Odio

Tarde se dio cuenta Mujer de que había engendrado otro creador, esta vez cruel.

Y la sutil Nube de Vapores Rosas, hastiada y aburrida, abandonó el cuerpo de aquella Mujer, y en su grandeza y perdón dejó al Hombre vegetar la Tierra para que aprendiera a amarla, mas con la condena de verse acompañado por siempre de los fieros y horribles demonios que él mismo había creado…

Desde entonces, convertida en astro, llora lágrimas de fuego, brilla y calienta la Tierra vigilando de cerca y callada sus torpes movimientos con la remota esperanza de verlos en paz algún día.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s