MARÍA FLORENCIA SASELLA

Empezó a caminar enérgicamente. El corazón estaba en la garganta, retumbando a cada paso. Ese no saber por qué, esa sensación contenida de absurdo, era de la que quería alejarse. La frescura del día se disolvía en el fuego que atravesaba su estómago. La hojarasca seca del otoño avanzado competía con los sonidos de su mente, que no eran voces.

A los cien metros, dobló a la derecha. El cielo se aclaró más. Ya no sentía lo mismo. Ahora estaba furioso con esa mujer. Quería matarla, y lo hubiera hecho, de haber tenido la oportunidad. El engaño seguía doliendo demasiado.

Otra cuadra más, y dobló a la izquierda. Se detuvo frente a una puerta marrón, desgastada y sucia. Pulsó un timbre que era puro alambre. Ella apenas había alcanzado a asomarse, sin preguntar quién era, cuando él la empujó hacia adentro con un golpe rápido y seco.

La ató a la silla verde, la favorita de ambos, la amordazó, y fue a revolver la cocina. Volvió con un cuchillo de poco filo. Él quería que ella le dijera que lo seguía amando, a pesar de todo. Con esa única confesión estaría conforme, y no la lastimaría. Entre sollozos y alaridos ahogados, ella suplicaba.

Le sacó la mordaza. Por fin pudo hablar. Le juró y perjuró que lo adoraba, que era el hombre de su vida. Él se tranquilizó de repente, suspiró con fuerza, y la desató. La miró con ternura, y la besó largamente con los labios cerrados. Los sintió fríos. Estaba pálida y rígida.

Retomó el camino ligero y casi feliz, mientras el perfume del viento en su cara se le antojaba herbal y distinto. El amor lo había curado, y la muerte se había encargado de la justicia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s