LOURDES BLANCO

No despiertes todavía porque

cuando despiertes mis sueños

se habrán desvanecido en tus despertares.

Déjame imaginar que  me amas.

Déjame sentir que tus manos,

ahora reposadas, son las caricias anheladas.

No despiertes aún, déjame que imagine

que tus ojos dormidos me recuerdan.

Déjame fantasear con que mi cuerpo, evaporado,

fluye a través de ti.

No despiertes todavía, duerme un rato más,

porque cuando despiertes

ya me habré ido.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s